El Liberal

Críticas a Laura Borràs por su exultante celebración del cuarto puesto de JxCat

Independentistas recriminan a la líder de los de Puigdemont en el Congreso su festejo sobreactuado de un resultado mediocre la misma noche electoral que consagra a Vox, seguida desde la cárcel por los presos del procés 

Laura Borràs, entre Quim Torra y Roger Español, celebra con euforia el cuarto puesto de JxCat.
Laura Borràs, entre Quim Torra y Roger Español, celebra con euforia el cuarto puesto de JxCat. El Liberal

Ambiente festivo y de celebración en la sede de los neoconvergentes. Saltos, baile y eufóricos gritos de júbilopara celebrar el cuarto puesto conseguido el 10-N en Cataluña por Junts per Catalunya (JxCat), el último nombre electoral del espacio postconvergente.

La exultante celebración de Laura Borràs, candidata por Barcelona de la lista de JxCat en las elecciones generales de este domingo, ha derivado en críticas de sectores independentistas que rechazan las muestras de excesivo  regocijo de la dirigente del partido de Carles Puigdemont en la noche electoral que ha consagrado al partido de ultraderecha Vox como el tercer partido más apoyado de España y el sexto de Cataluña con sólo dos escaños menos que los neoconvergentes.

Si bien es cierto que JxCat (341.912 votos, el 11,74%) ha experimentado un ligero aumento en porcentajes, el del 10-N es su segundo peor resultado en unas elecciones generales. Ello no impidió, sin embargo, que Borràs se mostrara eufórica en su comparecencia ante los medios y los militantes apostados en la sede del partido la noche de este domingo.

La sobreactuada celebración de Borràs, parapetada por Quim Torra y Roger Español, ha generado críticas de sectores del independentismo que consideran que no hay demasiado que festejar mientras los líderes del procés están encarcelados tras ser condenados a penas de entre nueve y trece años de prisión.

“Como si estuviera en la tómbola”

Un usuario de las redes sociales ha comparado la celebración de Borràs con la de la regente de “una tómbola”. Otro la ha tildado de “vergüenza ajena”.

La candidata neoconvergente sí se había acordado de “los 49 presos políticos catalanes encarcelados por un Estado represor” al inicio de la jornada electoral, tras votar en el colegio Salesianos de Sarrià, en Barcelona.

Horas después, la diputada nacional y consejera de Cultura de la Generalitat se mostró entusiasmada, saltó, gritó, se felicitó por el conjunto del soberanismo y lanzó un mensaje al presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez: “Siéntese y hablemos, mire el resultado y haga política”. JxCat había quedado en cuarto lugar.

Investidura

La mañana siguiente a la noche electoral, Borràs ha insistido en que los neoconvergentes no darán sus votos al PSOE a cambio de nada. “No podemos facilitar una investidura que permita aumentar la represión, como pasa con el PSOE”, ha dicho en Catalunya Ràdio. “Nuestros votos servirán para resolver el conflicto político, que es sobre el derecho a la autodeterminación”.

Además, la dirigente independentista ha recuperado la figura del “relator” que introdujo, sin éxito, el Gobierno a finales de 2018: “Se levantaron de la mesa del diálogo por miedo a la ultraderecha y a un relator. Los hechos confirman que,  al no saber ellos negociar, hace falta poner un mediador”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba