POLÍTICA

Arrimadas deberá esperar hasta marzo para liderar Ciudadanos

El partido naranja no podrá consolidar la sucesión de Albert Rivera antes de cuatro meses y hasta entonces habrá una gestora al frente. Arrimadas aún no resuelve si será la presidenta de la formación naranja

Inés Arrimadas.
Inés Arrimadas. EFE

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, no podrá ser la presidenta de la formación naranja hasta marzo de 2020 si finalmente resulta la elegida para suceder a Albert Rivera.

El partido naranja no podrá consolidar la sucesión de Rivera antes de cuatro meses y hasta entonces habrá una gestora al frente. El motivo es que el congreso extraordinario donde se elegirá al nuevo presidente y a la nueva Ejecutiva no se celebrará antes del 10 de marzo, según han explicado de la formación.

Hasta esa fecha, una gestora que se ocupará de organizar y coordinar el día a día del partido. La futura gestora se constituirá en una reunión del Consejo General que debe ser convocada por el presidente de este órgano, Manuel García Bofill, dentro de un plazo de 15 días desde que decida ponerle fecha.

Mientras tanto, las secretarías ejecutivas del partido, que componen el Comité Permanente, siguen dirigiendo Cs. Fuentes de la formación naranja han asegurado este jueves que "no hay un vacío de poder" tras la salida de Rivera, que dimitió el pasado lunes tras el descalabro en las urnas, donde perdió más de 2,5 millones de votos y pasó de 57 escaños en el Congreso a solo 10.

Operación Arrimadas

Los principales dirigentes de Ciudadanos han dado luz verde a Arrimadas para ponerse al frente del partido tras la renuncia de sus posibles contrincantes internos. Fuentes próximas a la Ejecutiva aseguran que Arrimadas asume sustituir a Rivera como naturalidad a causa de los apoyos internos con los que cuenta. El portavoz de Ciudadanos en Europa, Luis Garicano, y el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, han ofrecido su apoyo a la jerezana.

Tal vez para la diputada nacional, embarazada y recién aterrizada en Madrid, llegue demasiado pronto el liderazgo del partido, pero fuentes próximas a su equipo señalan que no cierra las puertas a ejercerlo.

En Ciudadanos insisten en que Arrimadas es la única cabeza de lista que se ha impuesto en votos y escaños a los nacionalistas catalanes en unas elecciones autonómicas. Fue en diciembre de 2017, y la dirigente liberal se enfrenta al mayor doble reto de su vida: la presidencia de Ciudadanos y la maternidad.



Volver arriba