El Liberal - Política

La justicia española investiga el vínculo de Rusia con Carles Puigdemont

"A las 5 venía emisario de Putin". Es uno de los mensajes entre el expresidente de la Generalitat y Víctor Terradella, exresponsable de Relaciones Internacionales de Convergencia y presidente de Catmón

Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont. Europa Press

Son varios los vínculos entre el independentismo catalán y Rusia. En los últimos meses, Carles Puigdemont, sin apoyos en Europa occidental, lleva meses apareciendo en medios de comunicación de la Federación Rusa como un entrevistado que transmite pensamientos del agrado del Kremlin y posiciones alejadas de los acuerdos alcanzados en la Unión Europea (UE) sobre asuntos controvertidos como la anexión en 2014 de la península de Crimea por parte de los rusos o la guerra en la región del Donbas (este de Ucrania). Ahora, el juez Joaquín Aguirre ha abierto una pieza sobre una supuesta trama rusa dentro de la causa abierta por la presunta malversación y tráfico de influencias en el PDeCat.

Según las conversaciones intervenidas por la Guardia Civil, Carles Puigdemont trató de sumar apoyos de Rusia y China para proclamar la independencia de forma unilateral dos días antes de realizar su fallida declaración, el 27 de octubre de 2017.

"A las 5 venía emisario de Putin". Señalan los mensajes, enviados a través de Whatsapp, con Víctor Terradellas, ex responsable de Relaciones Internacionales de Convergència (CDC) y presidente de la fundación nacionalista Catmón, investigada en el caso de corrupción conocido en las últimas horas. La Guardia Civil también trata de averiguar la identidad de "Miquel", que habría participado en las conversaciones, según informa El Periódico.

"Que China diga también lo suyo"

Esta investigación del juez Joaquin Aguirre, declarada bajo secreto de sumario, se enmarca dentro de la causa abierta por malversación y tráfico de influencias en la Diputación de Barcelona y en la Secretaria d'Esports de la Generalitat. Una operación que se ha saldado por el momento con cuatro detenciones y registros, y en los que se ha apuntado a concejales de JxCat y PDeCat, como Neus Munté y Elsa Artadi, junto al presidente del PDeCat, David Bonvehí.

Puigdemont recibió el mensaje a través de la conocida aplicación a las 10.05 horas. Era de Terradellas, que había realizado un viaje a Moscú apenas un mes antes. "'President', soy Miquel. Estamos reunidos Víctor y yo con esa gente. En 24 horas nos contestan. Además mirarán: 1. Que China diga también lo suyo. 2. Que viernes antes de hacer nada, hagas videoconferencia con PU", señala la investigación guardada bajo secreto de sumario.

Pero la Policía señala que "por el contexto de la conversación, podría tratarse de un error gramatical, aludiendo a realizar una videoconferencia con Putin, tal y como se refleja en reiteradas ocasiones más adelante en la misma conversación".

El "escenario devastador" para Cataluña

El 26 de octubre, a las 10.44 horas, un día antes de la fallida proclamación de la independencia, Puigdemont guarda silencio y Terradellas le espeta: "Lo siento. Ni nos has escuchado, creo que nos lo merecíamos. Todo iba adelante y creo que hubiéramos podido apurar hasta el último momento, lástima".

"No tenía ya ningún margen", responde después Puigdemont. "El escenario era devastador para Cataluña. Lo siento. Sé que no es ni fácil ni agradable aceptar, pero no tenía ningún convencimiento de que nos íbamos a salir".

"Nos habían garantizado declaración esta tarde. Gorbachov [sic]. Dinero por parte china. Te pedíamos apurar. A las 5 venía emisario de Putin. Estamos en la puerta del palacio. Nos debes recibir. Nos has de recibir. Retraso y darnos tiempo", emplazaba Terradellas. "Yo ahora tengo que hacer comparecencia", zanja Puigdemont, una declaración que se demoró horas.

"Pues lo retrasas y hablamos. Estamos Carles, Miquel y yo. A 50 m. del Palau. Vamos hacia Canonges", comentaba el interlocutor de Puigdemont, quien responde: "Subid por Canonges".

Tras esta reunión, Puigdemont compareció para rechazar las autonómicas y que al día siguiente se aprobaba la DUI, para aplicarse inmediatamente después el 155. Dos días después, Puigdemont huye a Bélgica

"Estimado presidente. Después de su discurso de ayer, ahora toca jugar y ganar la partida de las legitimidades. Demostrar nuestro sentido de Estado y control del momento político (….) Hay que seguir este camino y hay que mantener el liderazgo y mando", pedía Terradellas en un mensaje. "Mañana en Palau habría que arriar la bandera española y blindar el edificio con una llamada pacífica a la población", señalaba.

"Es necesario que liste [sic] de nuevo al mayor Trapero y ordene a los Mossos que estén y, así sabremos, también, su nivel de lealtad (muchos os serán leales a vos y a Trapero)", destacaba, sin obtener respuesta de Puigdemont.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba