La semana pasada, ensombrecida por el cierre de las plantas de Nissan en Cataluña a finales de año, finalizó con el anuncio de un plan de medidas para incentivar al sector del automóvil, por parte del Ejecutivo central. Al mismo tiempo, Europa Press se hacía eco de la inminente aprobación de la segunda edición del Plan Moves, prevista para el Consejo de Ministros de este martes, tal y como aseguraban fuentes del Instituto para la Diversificación de la Energía (IDEA), responsable del plan de ayudas a la adquisición de vehículos eficientes y sostenibles. La noticia llegaba como “agua de mayo” para un sector que ha visto caer, por segundo mes consecutivo, el número de matriculaciones de vehículos eléctricos. Finalmente, el Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) no se ha tratado en la reunión, a instancias del Ejecutivo de Sánchez. El Moves 2020 se pospone hasta que no se dé luz verde a todo el plan de ayudas a la industria del automóvil en el que trabaja el Gobierno.

Dicho plan contempla líneas de actuación como la renovación del parque de vehículos, uno de los más viejos de Europa, mediante la compra de vehículos sostenibles con la ayuda del Plan Moves 2020. También se trabaja en una nueva fiscalidad del sector automovilístico, aún por definir.

Las dificultades que experimenta la automoción también preocupan a nivel comunitario. Bruselas sopesa estos días facilitar la transición hacia el vehículo eléctrico, haciéndolo exento de IVA. Ello sería posible a través de un Plan Renove dotado con 20.000 millones de euros en dos años para toda la Unión Europea. En general, se pretende apoyar la reconstrucción de un sector considerado estratégico, muy castigado por la pandemia.

Bruselas sopesa facilitar la transición hacia el vehículo eléctrico, haciéndolo exento de IVA. Ello sería posible a través de un Plan Renove dotado con 20.000 millones de euros en dos años para toda la Unión Europea. Se pretende apoyar la reconstrucción de un sector considerado estratégico, muy castigado por la pandemia

Entre las novedades del Moves 2020, dotado con 65 millones de euros, cabe destacar la no obligación de achatarrar un coche viejo, beneficiando a las empresas de car sharing que se plantean renovar su flota. De cumplir este requisito, se pueden conseguir hasta 5.500 euros. Como ya sucedió en la edición del año pasado, cada comunidad autónoma recibirá una cantidad del presupuesto a repartir entre ayudas a la compra de coches eléctricos, instalación de puntos de carga, plataformas de alquiler de bicicletas eléctricas y plan de empresas para incentivar la movilidad sostenible. 

El Moves 2020 facilitará la renovación de la flota por parte de las empresas de car sharing.

¿Remontada del sector?

A finales de mayo, las matriculaciones de turismos eléctricos puros cayeron por segundo mes consecutivo, registrando una caída del 58,9%, hasta situarse en las 370 unidades. Ello confirma una tendencia a la baja, poco usual en el ámbito de la movilidad eléctrica, a invertir, cumpliendo de paso con la senda de la descarbonización prevista en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC). La aprobación del Moves 2020 este mes de junio haría posible finalizar este ejercicio con un incremento aproximado en ventas del 55%, hasta alcanzar casi las 38.000 unidades.

El impacto del Covid-19 ha frenado las expectativas de crecimiento para este año, aunque las ventas de eléctricos puros crecieron un 8,9% en mayo por el tirón de la renovación de flotas de moto sharing. En este sentido, se matricularon 1.625 motocicletas (256,4% más), sumando un acumulado de 3.180 unidades hasta mayo.

A fin de cumplir con las fases planteadas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), organizaciones como AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) y Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios) barajaban un aumento del 170% en las matriculaciones de eléctricos, hasta alcanzar las 65.000 unidades al término del ejercicio. Sin embargo, hoy por hoy, sin incentivos a la demanda aún, ambas recortan estas previsiones hasta situarlas cerca de las 28.000 unidades (un 15% más).De ahí la importancia de aprobar la segunda edición del Moves, materializando la remontada del sector.