Prosigue el goteo de bajas del Mobile World Congress (MWC) por la amenaza del coronavirus. Las últimas compañías en anunciar que no asistirán al congreso que se celebra en Barcelona a finales de este mes de febrero han sido la japonesa NTT y la norteamericana Amdocs. Esta mañana ha sido Sony la que ha renunciado a participar en el evento, a pesar de las medidas de seguridad dadas a conocer este fin de semana por la organización, GSMA.

Se suman así a la lista de compañías que, desde hace algunos días, están anunciando que no participarán en la cita mundial de las telecomunicaciones. El coronavirus ha hecho desistir de su asistencia a firmas como Amazon, Ericsson, LG y Nvidia

Desde GSMA se dieron a conocer ayer las medidas de seguridad implantadas en el MWC para intentar frenar la huida de las compañías. De este modo, se prohibirá el acceso a cualquier persona que haya estado en la provincia china de Hubei, cuya capital, Wuhan, es el epicentro de la pandemia. Además, no podrán entrar tampoco aquellos que hayan estado en China durante las dos semanas anteriores a la inauguración del evento. Se incrementarán los puestos de atención sanitaria y habrá dispensadores de gel hidroalcohólico en las instalaciones. Además, desde GSMA han pedido a los participantes que eviten saludarse dándose la mano. Nada ha sido, sin embargo, suficiente para evitar que algunas de las más importantes empresas del sector hayan decidido desistir.

Queda por ver qué sucederá con las tecnológicas chinas como Huawei, dado que GSMA prohibirá la entrada a cualquiera que haya estado en el país desde mediados de este mes. Algo que, además, podría cambiar, pues las últimas noticias sobre el coronavirus indican que su periodo de incubación podría ser de 24 días

Virus del miedo

El consejero de Políticas Digitales de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha intentado esta mañana restar importancia a la fuga de empresas por la amenaza del coronavirus. Lo ha hecho en una entrevista en RAC1 en la que ha asegurado que el evento "no cuelga de un hilo". Puigneró, además, ha pedido a los participantes que "no se extienda el virus del miedo" y ha subrayado que Cataluña es "un lugar seguro" en el que "no tiene que haber ningún problema".