El Liberal - Economía

Anuncian una huelga en los puertos españoles

El Port de Barcelona no se pronuncia, a la espera de que la patronal ANESCO y los sindicatos alcancen un acuerdo antes del paro

Carga y descarga de contenedores en el Puerto de Barcelona.
Carga y descarga de contenedores en el Puerto de Barcelona. Puerto de Barcelona

Los estibadores de los puertos españoles irán a la huelga a partir del próximo 25 de noviembre, tras la imposibilidad de cerrar la negociación con la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras (ANESCO) sobre el V Acuerdo Marco. Así lo ha anunciado la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), tras saber que los empresarios de la patronal no tenían intención de cerrar dicho acuerdo en el tiempo en el que estaba previsto. Según ha explicado la CETM en un comunicado, los representantes de la patronal no asistieron ayer a la reunión prevista del pleno de la Comisión Negociadora y, en conversación telefónica, les informaron de la “imposibilidad de fijar una posición respecto al texto negociado”. A pesar de ello, la patronal emplazó a los sindicatos a un nuevo encuentro para la próxima semana. Propuesta a la que los representantes han respondido con la convocatoria de huelga a partir del próximo 25 de noviembre.

En plena misión empresarial de los representantes del Port de Barcelona a Japón, la CETM convoca la huelga apelando a que ANESCO ha dilatado con “ausencia de buena fe” la negociación sobre un acuerdo marco del que dependen “las negociaciones de los convenios de cada uno de los puertos, más de 30” de España. En la misma nota, la CETM recuerda que la fecha máxima para adecuar estos convenios a “las normas legales que modifican el sistema portuario español” es el próximo 31 de diciembre, tal y como dicta  el RDL 9/2019. A partir de entonces, y sin cerrar el acuerdo con ANESCO, “la profesión de la estiba quedará en un limbo legal, sin ninguna garantía para los trabajadores, pues los convenios colectivos serán nulos”.

Fuentes del sector conocedoras de las negociaciones han rechazado las premisas de los estibadores. "No abandonamos la mesa de negociación", han aseverado. "Son ellos los que han roto unilateralmente la negociación", han criticado.

Las mismas fuentes han explicado que solicitaron a los sindicatos "tiempo para analizar sus propuestas" y poder "fijar un nuevo calendario de reuniones a partir de la próxima semana". "Queda aún un mes y medio para que se cumpla el plazo del real decreto", han afirmado.

La coordinadora de los estibadores admite que, hasta ahora, se habían consensuado buena parte de las medidas que se deben adoptar por mandato de la UE. Pero el problema ha surgido a la hora de negociar “los aspectos específicamente laborales”. La CETM asegura que, a pesar de la intervención de los ministerios de Trabajo y Fomento, la patronal “no ha manifestado posición definitiva sobre las reivindicaciones de los trabajadores”, por lo que acusa a los empresarios de “laxitud manifiesta”.

Para los estibadores, la actitud de la patronal demuestra “una manifiesta vulneración de la buena fe en la negociación, la voluntad de dilación en la conclusión de la misma y una falta de respeto a los integrantes de la comisión negociadora”. Por ello, llaman a la huelga a los trabajadores del sector, a partir del próximo día 25 y hasta el 30 de noviembre.

El primer paro será de 24 horas 

La convocatoria se formula “con la esperanza” de que ANESCO “acepte negociar de buena fe las cláusulas del V Acuerdo Marco”. Algo para lo que los trabajadores entienden que es necesario “una negociación activa de forma continuada hasta su conclusión”. Además, reclaman que la patronal tenga en cuenta las obligaciones asumidas por España en el Convenio 137 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relativas a la “la garantía y regularidad del empleo y retribuciones mínimas”.

La CETM ha explicado en su comunicado que el primer paro será de 24 horas, desde las 8.00 horas del día 25 hasta las 8.00 del 26 de noviembre. A partir de entonces y, hasta el día 30, prevén la modalidad de una hora de huelga y otra de trabajo. De este modo, aseguran, “no habrá cesación en los servicios y no afectará a las mercancías perecederas, peligrosas o a las que cubran necesidades estratégicas, al normal abastecimiento de la población ni al desarrollo de la actividad económica”. La huelga, además, “no afectará al tráfico de pasajeros de líneas regulares”. Por ello, el sindicato también señala que, de este modo,  no será necesario “el establecimiento de servicios mínimos”.

Por otro lado, fuentes del Port de Barcelona han declinado pronunciarse sobre el anuncio de la huelga de estibadores. “Queda aún una semana”, han señalado, “y todavía hay tiempo para que se sienten a negociar y alcancen un acuerdo”.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba