El Liberal - Economía

La economía catalana a comienzos de 2020

Afiliados a la SS en las Comunidades de Cataluña y Madrid, 2007-2019
Afiliados a la SS en las Comunidades de Cataluña y Madrid, 2007-2019 Fuente: elaboración propia. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Pendientes todavía de la publicación de los resultados de la EPA y la estimación avance del PIB para el cuarto trimestre de 2019, vamos a examinar algunos indicadores de la economía catalana a fin de valorar su situación a comienzos de 2020. En este artículo, centraré la atención en la evolución las cifras de afiliados al sistema de la Seguridad Social (SS) que elabora la Tesorería General de la SS y las cifras de paro registrado que publica el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE). En ambos casos disponemos ya de cifras hasta diciembre de 2019 y podemos, además de valorar lo ocurrido en los últimos meses de 2019, examinar  las dinámicas del empleo y el paro en la economía catalana. A este artículo, seguirán otros artículos en los que analizaremos la evolución del sector industrial y del sector servicios y la confianza de los empresarios en la marcha de sus negocios.

Afiliación a la SS

Desde septiembre a diciembre de 2019, Cataluña ha perdido 6.400 afiliados en tanto que la Comunidad de Madrid ganó 68.000 y desde junio a diciembre de 2019, la afiliación en Cataluña cayó en 70.800 en tanto que en Madrid aumentó en 50.500. El Gráfico 1 muestra la evolución de la afiliación a la SS en ambas Comunidades desde abril de 2018 hasta diciembre de 2019, y como puede observar el lector el último pico en Cataluña con 3.501.558 afiliados se alcanzó en junio de 2019, momento a partir del cual se inició una suave caída hasta situarse en 3.430,796 el pasado diciembre.

Como el Gráfico 1 permite también visualizar, el diferencial favorable a Cataluña se ha ido estrechando hasta situarse en su mínimo, 149.768 personas, en diciembre de 2019. Esta contracción no parece ser algo puramente coyuntural o estacional, puesto que el diferencial fue de 171.939 afiliados en diciembre de 2018, y el estrechamiento de la brecha se observa también en los picos de ambas series en junio de 2018 y 2019. La conclusión que sugiere la evolución reciente de la afiliación a la SS es que en Cataluña no sólo se ha debilitado la creación de empleo, algo lógico en un contexto de desaceleración económica, sino que ha perdido terreno en relación con Madrid, otra de las Comunidades más dinámicas de la economía española.

Gráfico 1: Afiliación a la SS en Cataluña y Madrid 2018-2019

Afiliación a la SS en Cataluña y Madrid 2018-2019
Afiliación a la SS en Cataluña y Madrid 2018-2019 Fuente: Elaboración propia, Boletín de Estadísticas Laborales, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Esta conclusión se confirma también cuando adoptamos una perspectiva temporal más amplia. Como el Gráfico 2 revela, el diferencial entre Cataluña y Madrid del número medio de afiliados a la SS era 400.700 personas en 2007 y se redujo a tan sólo a 225.100 en 2013, tras las dos recesiones encadenadas que registró la economía española entre finales de 2008 y finales de 2013. En la subsiguiente recuperación, el número de afiliados creció en ambas Comunidades pero el diferencial no sólo no se recuperó sino que disminuyó ligeramente hasta alcanzar 217.500 en 2019. De hecho, el diferencial volvió a aumentar al inicio de la expansión entre 2013 y 2017, cuando se situó en 266.800 afiliados, pero el impulso se perdió en 2018 y 2019 hasta quedar en la cifra ya mencionada de 217.500 a finales de 2019.

Gráfico 2. Afiliados a la SS en las Comunidades de Cataluña y Madrid, 2007-2019

Afiliados a la SS en las Comunidades de Cataluña y Madrid, 2007-2019
Afiliados a la SS en las Comunidades de Cataluña y Madrid, 2007-2019 Fuente: elaboración propia. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Paro registrado

2019 acabó con 388.124 parados registrados en Cataluña y el promedio de los tres meses del cuarto trimestre fue un número muy similar, 388.524. Al comparar estas cifras con las de diciembre de 2018, 392.207, y la media del cuarto trimestre de 2018, 392.856, llegamos a la conclusión de que la reducción del paro registrado en Cataluña ha sido casi imperceptible, 4.783 y 4.312 parados menos, respectivamente, en 2019. La pérdida de ritmo en la reducción del paro registrado en Cataluña no es tampoco algo meramente estacional o coyuntural, sino que un hecho que ha venido intensificándose en los tres últimos años. El Gráfico 3 nos permite constatar el marcado carácter estacional de la serie de paro registrado que suele caer durante los dos primeros trimestres de cada año hasta alcanzar una sima en junio-julio, y subir en los dos últimos trimestres del año hasta alcanzar un pico en torno a diciembre-enero. Pero obsérvese también que el diferencial entre estos picos y simas se ha ido reduciendo en los tres últimos años, una clara indicación de la pérdida de intensidad del proceso de reducción del paro registrado en Cataluña, hasta hacerse prácticamente imperceptible en 2019.

Gráfico 3. Paro registrado en Cataluña, 2017-2018

Paro registrado en Cataluña, 2017-2018
Paro registrado en Cataluña, 2017-2018 Fuente: elaboración propia con cifras del SEPE

La desaceleración del ritmo de reducción del paro registrado en Cataluña queda corroborada por la evolución de la tasa interanual de la variable representada por la línea azul en el Gráfico 4. Hasta aproximadamente el tercer trimestre de 2017, la reducción del paro registrado en Cataluña se mantuvo a tasas superiores al 8% y la línea azul dominaba con claridad a la línea roja correspondiente al Resto de España (RdE). Sin embargo, tanto en 2018 como en 2019, el paro se ha reducido en el RdE a tasas más elevadas que en Cataluña. No cabe ninguna duda de que si bien el ritmo de reducción del paro registrado se ha ralentizado tanto en Cataluña como en el RdE, la pérdida de dinamismo ha sido bastante más acusada en la economía catalana.

Gráfico 4. Paro registrado en Cataluña y el RdE, 2017-2018

Paro registrado en Cataluña y el RdE, 2017-2018
Paro registrado en Cataluña y el RdE, 2017-2018 Fuente: elaboración propia con cifras del SEPE
Conclusión

La evolución de las cifras de afiliación y paro registrado en Cataluña en los tres últimos meses indica que los procesos de creación de puestos de trabajo y reducción del paro se han ralentizado considerablemente. Aunque en parte esa evolución negativa puede achacarse a la desaceleración de la economía española, la comparación con la Comunidad de Madrid sugiere que hay otras razones de orden interno. En concreto, la brecha que separaba el número de afiliados en Cataluña y Madrid, 400.700 afiliados en 2007, se redujo considerablemente durante el período recesivo 2009-2013, hasta 225.100 en 2013, y el terreno perdido ya no se ha recuperado durante la fase expansiva 2014-2019, situándose en 217.500 en diciembre de 2019.  Por su parte, la desaceleración de la economía española y el carácter marcadamente estacional del paro registrado tampoco explican la más intensa ralentización de la reducción del paro registrado en Cataluña a partir del segundo semestre de 2017. A la espera de los resultados de la EPA del cuarto trimestre, relativamente flojos datos de afiliación y reducción del paro registrado indican que el mercado laboral en Cataluña puede estar pagando la inestabilidad política y la consiguiente incertidumbre económica.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba