Cada vez son más las voces que cuestionan que la cancelación del Mobile World Congress (MWC), que estaba previsto que se celebrara a finales de febrero en Barcelona, tenga realmente algo que ver con la amenaza del coronavirus. Una de las últimas entidades en manifestarse sobre esta cuestión ha sido la patronal independentista Anem x Feina. Su portavoz, David Fernández, ha descartado que la pandemia originada en China tenga algo que ver con lo sucedido y ha culpado directamente al Gobierno del socialista Pedro Sánchez de la suspensión del evento sobre telecomunicaciones más importante del mundo. 

Fernández ha asegurado que el Gobierno de Sánchez es "responsable" de lo sucedido. Y, sobre todo, de las pérdidas económicas que supondrá para Barcelona la cancelación del MWC. Pérdidas que ha definido como "astronómicas". "El Gobierno ha mostrado su debilidad", ha dicho Fernández en un comunicado, "y tendrá que compensar el agravio que supondrá para la economía de Cataluña".

El portavoz de la patronal independentista ha asegurado también que "es sorprendente" que compañías que decidieron darse de baja del MWC por el supuesto miedo al coronavirus hayan "confirmado" su presencia en otros congresos "de las mismas características". "Estar dentro de España", ha afirmado Fernández, "perjudica nuestra economía porque el Gobierno no nos defiende".

Por estos motivos, desde la patronal nacida al amparo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) se ha exigido al Gobierno central que se haga cargo de las pérdidas económicas que se derivarán de la cancelación del Mobile.