El Liberal - Economía

Seat recompra piezas en los concesionarios mientras Nissan tiene stock para un mes y medio por el coronavirus

El sector de la automoción trabaja contrarreloj contra la falta de suministro de piezas y componentes. El cierre en el norte de Italia afecta seriamente a Seat, que busca proveedores para mantener la producción

Las fábricas españolas cerraron 2019 en cifras de producción positivas y con Seat liderando con casi 500.000 turismos fabricados.
Las fábricas españolas cerraron 2019 en cifras de producción positivas y con Seat liderando con casi 500.000 turismos fabricados.

El sector de la automoción es uno de los más dañados por la crisis del coronavirus. China es el principal proveedor de los componentes electrónicos que se ensamblan en las plantas de producción, como pequeños condensadores y resistencias, necesarias para armar las placas PCB, pero el gigante asiático no es el único afectado. Fábricas clave para este sector han cerrado en Japón y Corea del Sur, como también en el norte de Italia, donde varias regiones están bajo un estricto control del ejército.

La mayoría de los pedidos a China son componentes eléctricos, productos necesarios para ensamblar placas informáticas, y cuyos pedidos se realizan bajo una gran compra para operar durante un par de meses sin tener que realizar uno nuevo. El cierre de las plantas en China ha provocado que los proveedores de las automovilísticas tengan ahora problemas de stock, pero con un empeoramiento de la situación tras la clausura de diversas plantas clave situadas en el norte de Italia y que afecta directamente a Seat.

"Habrá problemas de suministro si se prolonga la situación"

Las automovilísticas, como Seat, están tratando de subsanar el problema buscando otros proveedores de estos componentes, que se fabrican mayoritariamente en Wuhan, la zona cero del coronavirus en China, pero el cierre del norte de Italia ha acortado aún más los tiempos. En esta zona se fabrican también componentes clave para los vehículos de la marca española y si la crisis se prolonga "habrá problemas de suministro", según explican fuentes de los trabajadores de la compañía a El Liberal.

La empresa niega que haya realizado tales compras, tal y como han confirmado fuentes de la automovilística a este medio.

"Se están buscando proveedores e incluso recomprando piezas en los concesionarios para mantener la producción", han señalado las mismas fuentes, que no muestran preocupación si la crisis se ataja a corto plazo. De hecho, Seat ha pactado con la plantilla trabajar sábados durante los próximos meses de marzo y abril. Por ahora, en la planta de Seat en Martorell (Barcelona) se trabaja con "absoluta normalidad", han destacado.

Nissan, por su parte, "solo tiene stock para un mes y medio", según han alertado los sindicatos consultados por este medio. Si la situación se prolonga habrá problemas de fabricación y no se descarta que la empresa tenga que acometer medidas temporales a la ya de por sí sufrida plantilla de Barcelona, con el futuro de planta en la Zona Franca de Barcelona en el aire.

El coronavirus podría ser la puntilla en la crisis interna de producción de la planta de la compañía japonesa en Barcelona, al 30% de su capacidad. Según las fuentes sindicales consultadas, los pedidos se están agotando, pero se mantiene en marcha. En Japón, se han visto obligados a cerrar una planta ante la falta de componentes.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba