El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, ha pedido este lunes que el Ingreso Mínimo Vital que proyecta instaurar el Gobierno central sea "subsidiario, compatible y complementario" con la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) ya en funcionamiento en Cataluña.

En declaraciones al canal 3/24, El Homrani ha dicho que así lo ha trasladado ya a los ministerios competentes del Ejecutivo de Pedro Sánchez, dado que éste sería "un aspecto clave para dar la máxima eficiencia a estas ayudas".

El conseller prevé que la cuantía del Ingreso Mínimo Vital que corresponderá a cada usuario será inferior a lo que ya percibe quien está acogido a la RGC, así que ha señalado que habría que encontrar la manera de que el Govern abone la diferencia entre ambas ayudas a quien deba beneficiarse de la Renta Garantizada.

Agilidad administrativa 

Será necesaria "agilidad administrativa" y que el Gobierno central sea "flexible" a la hora de aplicar esta política, ha defendido.

La conselleria de El Homrani ya emitió ayer domingo un comunicado en el que reclamaba que la nueva prestación no tenga un impacto negativo sobre las personas que reciben la RGC, ya que considera que esta ayuda de la Generalitat "ha de ser y seguir siendo subsidiaria de cualquier otra prestación pública, incluyendo el nuevo Ingreso Mínimo Vital".

El departamento sostiene que "las comunidades autónomas no deberían tener límites en la complementariedad ni en la compatibilidad de esta nueva ayuda estatal" y pide asimismo que, para evitar la burocracia y agilizar las ayudas, "se haga de oficio un traspaso de beneficiarios de la RGC a la nueva prestación".