Los independentistas más radicales inician su respuesta a la sentencia, que ha sentenciado a condenas de prisión a los principales encausados, con Oriol Junqueras al frente. Divididos en "columnas", los jóvenes universitarios, CDR y apoyados por las Juventudes de la CUP se dirigen a Plaza Cataluña en Barcelona, ante el blindaje de los Mossos de Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil en infraestructuras clave, como la estación de Sants, donde está prohibido el acceso a la conexión del AVE y al vestíbulo sin poseer billete.

Varios grupos de independentistas cortan Rambla Cataluña sentido montaña. Apenas son una veintena, pero suficientes para comenzar a afectar al tráfico en ambos sentidos, en Vía Laietana, donde se encuentra la jefatura de la Policía Nacional de Barcelona.

En las cercanías a Plaza Cataluña el tráfico continúa fluido,  mientras no se nota aún presencia de los independentistas de extrema izquierda.

Sants, blindada, igual que el resto de estaciones del AVE

La Policía Nacional y Guardia Civil se adelantaron a los planes separatistas desde este sábado con un fuerte refuerzo en las estaciones de AVE, los aeropuertos y puertos de Cataluña. En la estación de Sants (Barcelona), los agentes impiden el paso al vestíbulo principal de toda persona. 

Los controles son férreos. Las furgonetas están apostadas en paralelo, dejando el hueco suficiente para poder acceder a la entrada en fila india, y no de dos en dos o en grupos, como era habitual hasta este sábado, día en el que se ha iniciado el operativo para blindar las infraestructuras clave. El acceso a la L5 está cortado desde el vestíbulo, por lo que es necesario poder hacer el trasbordo desde la calle.

En Gerona, el acceso a la estación del AVE está prohibido para quienes no tienen billete.

Operativo conjunto

El dispositivo, según fuentes consultadas por ElLiberal.cat, se está realizando según lo previsto. Los tres cuerpos policiales han hecho varias reuniones en los últimos días para coordinarse y han acordado las funciones de cada uno. De este modo, el orden público corresponderá a la policía catalana. Según ha podido saber la ACN, los Mossos trabajan con el objetivo de partir de la mediación en aquellos lugares donde pueda haber conflicto.

En lugares críticos como la delegación del Gobierno en Cataluña, hay un doble cordón, el primero formado por los Mossos y uno de segundo con agentes de la Policía Nacional o la Guardia Civil, tras las vallas del edificio.

Por su parte, la Policía Nacional y la Guardia Civil ya han reforzado su presencia en Cataluña con el envío de agentes procedentes de otros puntos del Estado. Se prevé que este despliegue se empiece a ver a partir de este sábado a las estaciones de AVE, el aeropuerto del Prat y los puertos de Barcelona y Tarragona.

Según ha podido saber la ACN, a partir de las ocho de la mañana de este sábado habrá un fuerte incremento de presencia policial en estas infraestructuras, donde se comenzará a desplegar una cuarto parte de los efectivos de que disponen estos dos cuerpos policiales , que se irán aumentando en los próximos días