La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España (AmChamSpain) ha anunciado una campaña de concienciación para los próximos tres años dirigida a fomentar en España la incorporación en las empresas de criterios medibles a favor del medioambiente, de la sociedad y del buen gobierno.

Esta iniciativa dará a conocer el cumplimiento de los Principios para la Inversión Responsable (PIR) de la ONU por parte de algunos líderes empresariales de las empresas socias y concuerda con las declaraciones emitidas en los últimos tiempos tanto por el Business Roundtable (que agrupa 181 de los principales ejecutivos de EE.UU.) como por el Foro Económico Mundial a favor de inversiones éticas e inclusivas.

Concienciar al tejido empresarial

“Desde la Cámara creemos que las nuevas generaciones quieren empresas comprometidas con el medio ambiente, con sus empleados, con sus clientes y con sus proveedores, con las sociedades que las acogen y con los principios éticos de buen gobierno, en definitiva, las nuevas generaciones quieren empresas que piensen a largo plazo”, ha declarado el Presidente de la Cámara, Jaime Malet.

El máximo responsable de la entidad en España ha añadido que que la mayoría de las 300 empresas que forman parte de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España no solo son las compañías más internacionalizadas, tecnológicas y productivas "sino también un ejemplo de compromiso ético para la comunidad de negocios en España". "Es natural que nuestra Cámara sea la plataforma idónea para reconocerse liderazgo y, así, concienciar de su importancia al resto del tejido empresarial", ha abundado.

A partir de 2020

El programa, que comenzará a principios del 2020, incluirá una serie de encuentros periódicos con líderes empresariales y mesas redondas, así como recomendaciones a las Administraciones Públicas elaboradas por los diferentes comités de trabajo de la entidad. También se prevé instituir premios a las iniciativas empresariales más alineadas a los PIR, en sus diferentes aspectos: medioambiental, social y de buen gobierno.

Hoy en día las inversiones que exigen factores ESG tasados representan alrededor de una cuarta parte de todos los fondos de inversión, tanto de capital como de deuda, administrados globalmente.