El panorama constructor y promotor de vivienda nueva se presenta a la baja en la ciudad barcelonesa, donde el inicio de obra muestra signos negativos hasta el mes de septiembre. Así se desprende del informe Promoció i construcció: Conjuntura del Sector de l’APCE -11/2019, de la Associació de Promotors de Catalunya, y facilitado por la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona. De hecho, en el mes de enero comenzaron las obras de 787 viviendas, un 55,3% menos si se comparan con las 1.761 empezadas durante el mismo periodo del año 2018.

Del informe se desprende que no es nada fácil comenzar a construir vivienda en Cataluña. De hecho, a principios de año empezaron las obras de 10.391 viviendas nuevas en toda la comunidad autónoma catalana, lo que supone un descenso del 4,6% si se compara con los porcentajes obtenidos de enero a septiembre del ejercicio anterior.

A principios de año empezaron las obras de 10.391 viviendas nuevas en toda la comunidad autónoma catalana, lo que supone un descenso del 4,6% si se compara con los porcentajes obtenidos de enero a septiembre del ejercicio anterior.

Retrocede el inicio de obra nueva en Barcelona y Lleida

Por provincias, la situación no ha sido nada homogénea. Por ejemplo, en Girona han comenzado las obras de 1.166 viviendas (un 14,7% más) y en Tarragona las de 854 (casi un 20% más) comparadas con las iniciadas durante los nueve primeros meses del año anterior.

En el polo opuesto se sitúan Barcelona, que muestra unos valores absolutos de 7.869 viviendas (un 8,7% menos), seguida de Lleida, con 502 (un 8,1% menos) si se comparan con la dinámica observada de enero a septiembre del pasado ejercicio.

Respecto al ránking por comarcas destacan con incrementos relativos del periodo comprendido entre enero y septiempre el Baix Penedès, el Ripollès y el Pallars Jussà, mientras que en valores absolutos destacan el Maresme, el Baix Penedès y el Vallès Oriental. En otro orden de cosas, las caídas más importantes en la producción absoluta de vivienda nueva se observan en el Barcelonès, el Baix Llobregat y el Vallès Occidental.

En vivienda acabada, el resultado para toda Cataluña ha sido de 6.256 viviendas, es decir, un 17,4% de incremento interanual. Todas las provincias han aumentado el número de pisos acabados, excepto Tarragona, donde se han observado retrocesos del 51,3% de enero a septiembre. Por el contrario, se han detectado incrementos significativos en el resto de provincias, sobre todo Girona, donde se han finalizado 863 viviendas (un 130,7% más); Lleida con 325 (un 28% más) y Barcelona con 4.720 (18,4% de la obra finalizada).