El Ayuntamiento de Barcelona impedirá la circulación de coches por los carriles laterales de la Gran Via y la Diagonal, junto a otras actuaciones que garantizarán una movilidad más segura y menos contaminante para los peatones, en previsión del desconfinamiento, reflejadas en el plan de acción presentado este sábado en rueda de prensa. Un plan de acción que supondrá una inversión de 4,4 millones de euros y se comenzará a implementar en los próximos días, tal y como ha anunciado Ada Colau.  

Por lo tanto, el consistorio barcelonés está trabajando para ganar 21 kilómetros destinados a carriles bici en grandes corredores y 12 kilómetros dirigidos a transeúntes. "Se trata de facilitar la movilidad segura porque no queremos continuar con la contaminación de antes, y que todo el mundo se pueda mover de forma segura y sostenible", ha explicado la alcaldesa.

El plan, que se dará a conocer en el próximo Pleno, pretende que la ciudad retome su día a día de forma segura. Se pretende prevenir nuevos contagios y evitar, al mismo tiempo, que se consolide el traspaso de desplazamientos del transporte público al privado, debido a la crisis sanitaria del coronavirus.

12 kilómetros extras para transeúntes

Entre las actuaciones recogidas en el plan de acción destacan 12 kilómetros nuevos para peatones, a partir de pacificaciones de calles, cerrando el tráfico en laterales y ampliando aceras.

Las calles Consell de Cent, Rocafort y Girona contarán con un solo carril para coches delimitado a 30 kilómetros la hora. Además, se ampliarán las aceras con cuatro metros más mediante actuaciones tácticas (pintura) y se instalarán elementos de reducción de la velocidad de la entrada de la calle

En la avenida Diagonal se impedirá el tráfico en el lateral sur entre la plaza Francesc Macià y el Passeig de Gràcia, y en el lateral norte entre el Passeig de Gràcia y la calle Marina. El resto de tramos de los laterales permanecerán abiertos para facilitar la circulación de los autobuses.

En la Gran Via se cerrará el tráfico en el lateral sur entre la plaza Espanya y Tetuán, y el lateral norte también seguirá abierto para facilitar el paso de autobuses.

Y en Via Laietana también se llevarán a cabo actuaciones que consistirán en una ampliación de las aceras en ambos lados, mediante actuaciones tácticas, hasta alcanzar los 4,15 metros. 

Asimismo, el plan incluye 17 actuaciones de mejora en carril bus, añadiendo nuevos tramos, haciendo segregaciones y cambios que mejorarán la eficacia del servicio. También se incorporarán 21 kilómetros extras para bicicleta en diferentes tramos de la Gran Via, València, Roger de Llúria, Pau Claris, paseo Santa Coloma, Castillejos, Indústria, Creu Coberta, avenida Meridiana y Via Augusta.