El Liberal

En el aire el acto de Puigdemont en Perpiñán por el silencio del gobierno francés

Los técnicos de la Prefectura francesa todavía no se han querido reunir con los organizadores del mitin, que aún así mantienen la programación prevista

Carles Puigdemont.
Carles Puigdemont. EP

Luces de alarma en el independentismo. El cacareado acto del eurodiputado y prófugo de la justicia española, Carles Puigdemont, en la ciudad francesa de Perpiñán (previsto para el próximo 29 de febrero) podría no celebrarse si la Prefactura de la ciudad no da su visto bueno a sus medidas de seguridad, tal y como ha advertido la radio francesa de Barcelona Equinox y ha recogido El Nacional. Una posible cancelación del evento sería un mazazo de grandes dimensiones para el separatismo catalán, que asegura tener confirmada ya la presencia de 100.000 personas al otro lado de los pirineos para dentro de dos semanas. Por si acaso, los organizadores mantienen la convocatoria abierta.

La emisora francesa se ha hecho eco de los rumores que asolan el departamento francés de los Pirineos Orientales y que atribuyen al Gobierno de la República francesa, en concreto al Ministerio del Interior, fuertes presiones para que el aquelarre indepe acabe no celebrándose, alegando motivos de seguridad. Pero los rumores parecen no haber hecho mella en el Consell per la República de Perpiñán, organizador del encuentro. Según el presidente de la entidad, Josep Bonet, las precauciones tomadas por la presencia de Puigdemont en el antiguo Rosellón son las habituales en un acto de este tipo.

Detrás de una posible suspensión del acto asoman intereses políticos, ya que el evento coincide con las elecciones municipales francesas, Por un lado, el Ministerio del Interior francés estaría interesado en que el mitin se suspendiera, mientras que el alcalde de Perpiñán, Jean-Marc Pujol, es partidario de que se celebre porque le aseguraría ganarse el apoyo de los votantes catalanistas en las urnas.

El alcalde de Perpiñán no cede a la presión

La emisora Equinox ha llegado a plantear que desde el gabinete de Interior francés se habría llamado a Pujol, para "aconsejarle" que no permita el evento separatista. Según las mismas fuentes, la respuesta del alcalde habría sido un no rotundo, justificado en que un diputado europeo como el expresidente de la Generalitattiene derecho a convocar actos públicos en cualquier punto del territorio europeo.

Quienes fundamentan la amenaza de clausura en motivos más técnicos, explican que para que el mitin obtenga el visto bueno definitivo de las autoridades competentes, la Prefectura de Perpiñán tendría que verificar antes la idoneidad de las medidas de seguridad previstas por los organizadores. Pero hasta ahora el momento ningún técnico de Prefectura se ha querido reunir con el Consell per la República para tratar el asunto. Se da la circunstancia de que las autoridades francesas podrían prohibir la celebración del evento incluso 24 horas antes, si alegaran que puede poner en riesgo el espacio público.

Por contra, desde el Consell per la República se descarta que la Prefactura de Perpiñán finalmente opte por la suspensión del encuentro, porque la medida podría derivar en incidentes. Sin embargo, el mismo día hay programado en el Parque de las Exposiciones de Perpiñán, el lugar elegido para que el expresidente fugado se dirija a la multitud, un acto cultural ajeno al independentismo que lleva por nombre Animaliades. Mientras se resuelven las dudas, la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) asegura que ya tiene fletados 400 autocares con destino a Perpiñán.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba