El Liberal

Puigdemont trata de rentabilizar la ‘parálisis’ de ERC con el papel de JxCat en la negociación

La disposición de Sánchez de añadir a la Generalitat como interlocutor ofrece a los neoconvergentes la oportunidad de arañar cotas de poder y que sobreviva la posición de Puigdemont

Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y Toni Comín, en videoconferencia, en una imagen de archivo.
Clara Ponsatí, Carles Puigdemont y Toni Comín, en videoconferencia, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Pere Aragonès versus Laura Borràs. Si el vicepresidente del Govern está siendo el hombre que lleva adelante las negociaciones con el PSOE, Laura Borràs es la voz de Waterloo en Madrid. Cada uno de ellos responde a sus respectivos líderes, Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, y ambos quieren tener un papel importante ahora que el equipo negociador de Pedro Sánchez ha accedido a que el Govern de la Generalitat sea un interlocutor válido para la conformación de un Ejecutivo nacional. 

Los neoconvergentes saben que la 'parálisis' de ERC representa una oportunidad para recuperar la iniciativa pérdida y arañar cotas de poder en la negociación. El partido de Junqueras no quiere tomar decisiones hasta enero debido al complicado diciembre que tiene por delante (con la euroorden de Puigdemont; la cuestión prejudicial de la inmunidad de Junqueras y el congreso del partido).

Esta parálisis no afecta únicamente al Gobierno de la nación. Fuentes del PSC han constatado en reuniones en el Parlament la poca disposición de ERC para alcanzar acuerdos para unos nuevos presupuestos con su apoyo y los comuns, y lo achacan al temor de un resurgimiento de JxCat.

La soledad de Torra

La decisión de ERC de que JxCat esté también presente en la negociación a través del Govern es un guiño al independentismo y a la necesidad de mostrar una unidad de cara a sus votantes. El PSOE, por contra, no ha querido compartir mesa con JxCat como partido, pero sí que está dispuesto a integrarlo en sus relaciones institucionales con la Generalitat. 

Este nuevo escenario, no obstante, no parece que vaya a beneficiar a Quim Torra, más allá de ser el máximo representante del Govern. Quien busca sobrevivir es Carles Puigdemont y JxCat, conscientes de que su antigua función de representar la centralidad le ha sido arrebatado por ERC. Paradójicamente la parálisis de los republicanos y su necesidad de contentar a la parroquia más nacionalista brinda una oportunidad al mandatario catalán huido a Bélgica y a su guardia pretoriana de ganar protagonismo.

Borràs corrige a Eduard Pujol

Este martes ya se han producido algunos indicios en esta dirección. JxCat ha descartado presentar la moción de autodeterminación para, así, facilitar el entente con el PSOE. Así se ha expresado el portavoz de JxCat Eduard Pujol en el Parlament. Laura Borràs, no obstante, ha matizado que en ningún caso su posición es ayudar a Sánchez a formar Ejecutivo. La autodeterminación sigue siendo “el eje central sobre el que pivota esta solución política".

La diputada de JxCat en la Cámara baja está dispuesta a hacer valer su programa de máximos ante el PSOE. Y ahora cuenta con todos los frentes posibles: Congreso, Parlament y Gobierno de la Generalitat.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba