El Liberal

Pelea cuerpo a cuerpo: TV3 acoge el debate electoral más rudo

Choques broncos, bloqueo político, mala educación, reproches, lazos amarillos rotos, falta de ideas y la división del independentismo marcan el debate de la televisión pública con los ocho principales candidatos por Barcelona a las elecciones generales de este domingo.

Ignacio Garriga (Vox), Inés Arrimadas (Cs), Jaume Asens (comuns), Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (PSC), Laura Borràs (JxCat), Cayetana Álvarez de Toledo (PP) y Mireia Vehí (CUP) en el debate electoral de TV3.
Ignacio Garriga (Vox), Inés Arrimadas (Cs), Jaume Asens (comuns), Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (PSC), Laura Borràs (JxCat), Cayetana Álvarez de Toledo (PP) y Mireia Vehí (CUP) en el debate electoral de TV3. Europa Press

Candidatos constitucionalistas e independentistas han librado un combate cuerpo a cuerpo en el debate organizado por TV3 este martes por la noche entre los ocho principales candidatos por Barcelona a las elecciones generales de este domingo.

El debate, el más bronco que se recuerda en los últimos tiempos, no ha destacado por las ideas y propuestas vertidas por sus participantes, sino por actitudes rudas y gestos contundentes.

En el preámbulo, la candidata del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, ha arrancado unos lazos amarillos que se ha encontrado atados a una baranda de las instalaciones y, posteriormente, los ha arrojado a una papelera. Exactamente lo mismo ha hecho la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que también ha recriminado la presencia de signos partidistas en la cadena pública y los ha mostrado en el debate.

Sobreactuación 

Choques broncos, bloqueo político, mentiras, sobreactuación, mala educación y división en el independentismo han marcado un coloquio muy crispado en el que Arrimadas y Álvarez de Toledo han vuelto a pedir la dimisión del director de TV3 y moderador, Vicent Sanchís.

Como si estuvieran en las redes sociales buscando quién daba el mayor zasca, los candidatos han perdido una buena oportunidad de expresar sus ideas ante más de 600.000 espectadores que siguieron el programa de televisión más allá de la medianoche.

El nivel del debate ha sido tan bajo que dos de sus participantes, Jaume Asens (comunes) y Gabriel Rufián (Esquerra Republicana), se han disculpado ante los espectadores al final del mismo, algo inédito en Cataluña. El crédito de la clase política catalana disminuye tras el debate.

Choque entre soberanistas

Como JxCat ha criticado en campaña la posición de ERC en los pasados debates de investidura de Pedro Sánchez, Rufián ha respondido a los neoconvergentes recordándoles su acuerdo con los socialistas para dirigir conjuntamente la Diputación de Barcelona.

Tras defender que el apoyo que los republicanos ofrecían a Sánchez no era gratis, Rufián ha atacado a Borràs: "Gratis es dar la Diputación de Barcelona al PSOE para que no la tenga ERC".

La candidata neoconvergente, Laura Borràs, ha lanzado una propuesta a Esquerra y la CUP: un grupo común en el Congreso tras las elecciones generales, formado por los tres partidos separatistas. La proposición no ha tenido éxito y ha quedado descartada inmediatamente.

Borràs ha sugerido armar "una voz inédita con todos los acentos independentistas". La representante de la CUP, Mireia Vehí, lo ha rechazado sin dudarlo. Y Rufián ni siquiera ha contestado, a pesar de la insistencia de Borràs.

Arrimadas, al ataque

Álvarez de Toledo ha lanzado una felicitación envenenada al líder del PSOE: "Quiero felicitar al señor Sánchez por la propuesta de introducir una asignatura sobre la Constitución en las escuelas. Pero me gustaría que fuera él el primero de estudiarla porque aún no se sabe la Constitución a fondo"

Arrimadas ha ido al ataque desde el inicio: "[Carles] Puigdemont es un cobarde que dejó sus tirados diciendo que el lunes tenía que ir a trabajar y aspirar". Y ha añadido la representante de Ciudadanos: “Dentro de 15 o 20 años, si continúan los mismos el nacionalismo seguirá desbocado y no sólo aquí: en Navarra, en Baleares”.

"Ustedes pactan con la extrema derecha nacionalista de la corrupción en la Diputación de Barcelona. Han dado dinerito nuestro a Plataforma per la Llengua. Son el Partido Socialista de los Complejos", ha dicho Arrimadas a Zaragoza.

Rufián y Zaragoza se enzarzan

Rufián se ha dirigido a José Zaragoza (PSC): “La solución al conflicto catalán será multilateral. Unilateral es hostiar la gente el 1-O”, le ha dicho. "Lo que vimos es que Sánchez en julio mendigó el voto a Casado y Rivera. Y el lunes lo volvió a hacer. Esto en mi pueblo es pedirle el voto a la derecha”.

Zaragoza ha asegurado que "la derrota de Sánchez es la victoria de Casado y Abascal". Y ha expuesto ante Rufián que los socialistas se comprometen a llegar a “un acuerdo con el PP”. Y ha añadido: “¿Usted se compromete a no bloquear la elección de Sánchez?"

El candidato de Vox, Ignacio Garriga, quien no ha utilizado en ningún momento la lengua catalana, ha propuesto desmontar el Estado de las autonomías, lo que le ha valido un ataque de Álvarez de Toledo: “No renuncien a la Constitución”. El representante de Vox ha acusado a PP y a PSOE de no haber protegido lo suficiente la Carta Magna.



Volver arriba