El Gobierno Central ha ejercido una “mala praxis” con el colectivo de autónomos. Así de crítico se ha mostrado Miquel Camps, presidente de autónomos de PIMEC, patronal que representa a las pymes y los autónomos catalanes, durante la charla Autónomos en tiempos de Covid-19, celebrada vía streaming esta tarde. En la ponencia virtual también han intervenido Enric Campàs, alcalde del Ayuntamiento del Pont de Vilomara i Rocafort y Esteve Pintó, presidente de PIMEC Catalunya Central, organizadores del encuentro.

Según Camps, Cataluña cuenta con 550.000 autónomos a los que se ha obligado a “endeudarse”, solicitando líneas de crédito ICO, para poder afrontar sus obligaciones tributarias (IVA trimestral, cuotas a la Seguridad Social, etc.) y gastos fijos habituales (alquileres de locales, renting de vehículos y herramientas, por ejemplo), a pesar de la caída de la actividad económica. El portavoz de PIMEC ha comparado las políticas del Ejecutivo PSOE-UP, apostando por la moratoria de las obligaciones de los autónomos, con las de países vecinos afectados por la pandemia, como Francia e Italia, donde este colectivo no está abonando las cuotas mensuales a la Seguridad Social.

Ampliando información