Nissan se va de Cataluña. La decisión deja en el paro a 3.000 trabajadores y provoca un efecto dominó que afecta a 25.000 profesionales de la industria auxiliar que trabajan para los centros de la marca nipona ubicados en Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca. Los comités de empresa acaban de recibir la noticia que transmitirán a los trabajadores en sus respectivos lugares de trabajo a las 10 de la mañana.

La convocatoria coincidirá con el anuncio oficial del cierre, por parte del consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida, quien presentará los resultados financieron y el plan de reindustrialización a medio plazo del grupo. 

Movimientos estratégicos entre tres gigantes de la automoción

El plan de reindustrialización, llevado con un total secretismo por Nissan y sus socios aunque filtrado por medios de comunicación extranjeros como el rotativo Nikkei, prevé que la producción de Zona Franca se traslade a los centros de su socio Renault, que se encargará del negocio en el continente europeo. Por su parte, Nissan centrará sus esfuerzos en sus fábricas situadas en China, América del Norte y Japón; mientras que Mitsubishi encabezará esta alianza automovilística en el sudeste asiático y Oceanía. Ayer ya se avanzaba que la alianza Nissan Renault Mitsubishi efectuaría movimientos estratégicos en sus áreas de influencia a fin de reducir un 40% de sus costes actuales.