El Liberal

Foment del Treball y PIMEC, críticos con las medidas económicas de Pedro Sánchez

Mientras Foment pide medidas excepcionales y de supervivencia para autónomos que suponen 1.000 millones de euros extras; PIMEC insta a que se implanten medidas financieras con celeridad para evitar la quiebra de empresas

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre en una imagen reciente.
El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre en una imagen reciente. Europa Press

Tras analizar el Real Decreto Ley 8/2020 de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus aprobado el 17 de marzo en Consejo de Ministros, PIMEC valora como “proporcionada” la cifra de 100.000 millones de euros para la creación de una línea de avales y garantías públicas, así como los 2.000 millones de euros destinados a sociedades exportadoras. Aun así, la patronal que representa a las pymes y los autónomos catalanes exige que se facilite y agilice la tramitación de estas medidas financieras para evitar la quiebra de muchas compañías, especialmente micro empresas y autónomos. En este sentido, la entidad urge a la definición clara de los procedimientos y la estructura de los préstamos (periodo, carencia, tipo, etc.) por parte del Ministerio de Asuntos Económicos y de los créditos para emprendedores ICO.

Más apoyo a pymes y autónomos

PIMEC, dirigida por Josep González, insiste en que se pueden implementar medidas adicionales que implicarían no poner en marcha otras de tipo financiero. Como el pago inmediato de las facturas pendientes de las administraciones públicas excedidas del plazo legal establecido (por encima de los 30 días) y que supondrían una inyección de 2.900 millones de euros en el caso de Cataluña.

Asimismo, la patronal pide otras medidas de apoyo a pymes y autónomos como la exoneración de cuotas a la seguridad social o el aplazamiento del pago del IVA y otros tributos. Existe poca claridad en cuanto a la definición de “fuerza mayor”, a la que se acogen muchas empresas para solicitar un ERTE, lo que puede derivar en una interpretación restrictiva que perjudique a pymes y autónomos especialmente, según la patronal. Para evitarlo, resulta imprescindible tener seguridad jurídica y garantizar la exoneración de cuotas a la Seguridad Social para los proveedores de empresas que hayan aplicado un ERTE por fuerza mayor. Por último, PIMEC Autónomos insta a flexibilizar el cese de actividad por caída de la actividad económica y así cobrar con rapidez la prestación correspondiente.

Josep González, presidente de PIMEC, en una comparecencia reciente.
Josep González, presidente de PIMEC, en una comparecencia reciente. Europa Press

 Medidas positivas pero “insuficientes”, según Foment

Para la patronal, presidida por Josep Sánchez Llibre, las medidas aprobadas por el Ejecutivo central no son suficientes porque dejan fuera a más de 600.000 autónomos y pymes de los sectores del comercio, la hostelería y la restauración. Estos sectores, según la patronal, requieren medidas extraordinarias y temporales para “aliviar” los efectos económicos de la crisis originada por el Covid-19, consensuadas con las organizaciones que representan a los autónomos (ATA Catalunya) y el sector del comercio. En Cataluña, el comercio minorista representa el 16% del VAB catalán, con 500.000 puestos de trabajo y más de 100.000 establecimientos.

En consecuencia, Foment reclama nuevas medidas “excepcionales y de supervivencia” entre las que destacan la suspensión de cuotas y cotizaciones para los autónomos, la moratoria del pago de impuestos para el sector del comercio afectado por el cierreo la reducción radical de sus ingresos y la consideración de pymes para las empresas de menos de 250 empleados. Medidas que suponen el desembolso de 1.000 millones de euros extras a los ya previstos por el Gobierno central.



Volver arriba