El Liberal

Emprender y crecer, ¿cuestión de género?

El 39% de las empresas españolas de nueva creación tienen, al menos, una mujer emprendedora dentro de su equipo fundador. Pensando en el próximo 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, no está de más reflexionar acerca del bajo emprendimiento femenino

Nuestro país supera la media de mujeres emprendedoras europeas, aunque apenas llegan al 20% del total.
Nuestro país supera la media de mujeres emprendedoras europeas, aunque apenas llegan al 20% del total. Pixabay

Hombre, de 34 años, con buena formación académica (licenciado universitario en el 94% de los casos o poseedor de algún máster, prácticamente el 74%, en alguna carrera técnica o STEM). Estos son los rasgos del emprendedor tipo (81% del total) en nuestro país. El 63% siempre ha querido emprender y únicamente el 5% lo percibe como una necesidad para paliar el desempleo, tal y como refleja la sexta edición del Mapa del emprendimiento 2019 (Spain Startup-South Summit).

Por el contrario, las mujeres (51% de la población española) representan, únicamente, el 19% de los fundadores de alguna empresa, ligeramente por encima de la media europea (17%), aunque por debajo de Latinoamérica (26%) y el resto del mundo (27%). El 39% de las empresas españolas de nueva creación tienen, al menos, una mujer emprendedora dentro de su equipo fundador. Este dato supera la media de las startups europeas (36%), aunque se sitúa por debajo de los datos registrados en Latam (50%) y el resto del mundo (47%).

Las mujeres (51% de la población española) representan el 19% de los fundadores de alguna empresa, ligeramente por encima de la media europea (17%), aunque por debajo de Latinoamérica (26%) y el resto del mundo (27%).

En clara desventaja, el 62% de las mujeres suele emprender sola, mientras la mayoría de los hombres lo hace en compañía, al menos, de un socio fundador. Es frecuente hallar equipos de cuatro o más emprendedores exclusivamente masculinos; mientras que los equipos femeninos de más de tres cofundadores son residuales, a tenor del Informe. Por lo tanto, existe una brecha de género a la hora de emprender, cuyas causas tratamos de analizar a dos semanas del 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora.

El 19% de las mujeres emprende un negocio desde cero, más de la mitad en solitario en nuestro país.
El 19% de las mujeres emprende un negocio desde cero, más de la mitad en solitario en nuestro país. Pixabay.com

Poco interés en carreras STEM

Las mujeres son más propensas que los hombres a emprender en sectores como moda, arte y cultura o el tercer sector.Destacan también en robótica o lifestyle & connection (social networking o wellness) que son tendencia. De media, tres de cada cuatro empresarias suelen optar por verticales de negocio (75%); mientras una de cada cuatro elige sectores más intensivos en tecnología (Blockchain, AI, Machine Learning, etc.), normalmente en compañía de compañeros masculinos. Alicia Pomares, socia directora de la consultora Humannova, nos da su versión al respecto: “Cuando hablamos de startups, hacemos referencia a empresas con un fuerte componente tecnológico y ahí es donde fallamos. En su mayoría, estas compañías han sido fundadas por profesionales con formación y/o experiencia en tecnología, y ya sabemos que pocas mujeres eligen carreras STEM”. “La sociedad -prosigue- necesita educar a las niñas para que se decanten por estudios STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, por ejemplo). Eso pasa por dar visibilidad a referentes femeninos emprendedores que las inspiren. La buena noticia es que esto está cambiando”. Pomares, emprendedora en dos ocasiones (a los 23 y a los 43 años), admite que algunos de sus clientes, especialmente grandes empresas, necesitan ingenieras y no hallan en el mercado laboral.

“La sociedad necesita educar a las niñas para que se decanten por estudios STEM. Eso pasa por dar visibilidad a referentes femeninos emprendedores que las inspiren".

Alicia Pomares

Alicia Pomares, socia directora de la consultora Humannova, analiza el porqué del bajo emprendimiento femenino.
Alicia Pomares, socia directora de la consultora Humannova, analiza el porqué del bajo emprendimiento femenino. Twitter Alicia Pomares

Otros factores podrían influir en el bajo emprendimiento femenino dentro de nuestro país. Según algunos estudios, las mujeres temen el riesgo y les falta seguridad y confianza en sí mismas, cualidades clave a la hora de poner en marcha un negocio. “Somos creativas y tenemos buenas ideas, pero nos cuesta innovar y comenzar una empresa desde cero”, explica. Cualquier emprendedora necesita capital, pero también pasión por el proyecto, mucha energía y buenos contactos. “Aunque no me gusta generalizar, las mujeres tenemos ventaja en estos ámbitos. Somos más empáticas y nos relacionamos mejor”, especifica Pomares.

En la actualidad, se contabilizan 1.500 startups (un 38% más que tres años atrás) y 16.900 trabajadores relacionados en Cataluña, según un informe elaborado por ACCIÓ, agencia para la competitividad de la empresa del Departament  d’Empresa i Coneixement de la Generalitat de Catalunya. A partir de datos de la plataforma digital Barcelona&Catalonia Startup Hub creada por ACCIÓ, el estudio destaca que el 21,8% de los equipos fundadores de empresas de nueva creación cuenta con mujeres directivas, por encima de la media de la Unión Europea (17,6%), y de países como Suecia, Francia, Reino Unido, Países Bajos o Alemania. De hecho, Barcelona está considerada como el mejor tercer hub de startups de Europa, por detrás de Londres y Berlín (Startup Heatmap Europe, 2019).

“Pensemos en nosotras y lancémonos a la piscina”

En Europa, únicamente el 7,4% de los inversores enfocados en empresas de nueva creación son mujeres; mientras que este porcentaje se sitúa en el 7,2% cuando se trata de business angels femeninas, según el estudio Women in the Digital Age 2018, de la Comisión Europea. Es más, los equipos compuestos exclusivamente por mujeres reciben tan solo el 2% de toda la inversióneuropea y las startups, cuyos integrantes son hombres y mujeres, consiguen hasta el 5% de los fondos. El resto, un apabullante 93%, se lo quedan startupsde nueva creación, desarrolladas y dirigidas por hombres. Aun así, algunos estudios ponen de manifiesto que las empresas de nueva creación europeas, fundadas por mujeres, funcionan un 63% mejor que las creadas por sus colegas masculinos. “En el sector inversor existen más mujeres emprendedoras de las que parece, aunque no son visibles: no muestran que están ahí. Para empezar, debemos pensar en nosotras mismas y lanzarnos a la piscina.

La receta para vencer los miedos es básicamente una: creer más en una misma”, asegura Helena Torras de la Serna, licenciada en Dirección y Administración de Empresas y MBA por ESADE y fundadora de Pao Capital, vehículo de inversión creado en el año 2009, aunque inició su trayectoria como auditora financiera en KMPG unos años antes.  “Las mujeres -continúa- tenemos algo muy bueno: cuando nos proponemos algo, somos persistentes. Capaces de echar abajo esa primera barrera que hemos levantado. Emprender supone crear algo maravilloso, sea un producto o servicio, y saber venderlo. Por eso, debemos ser más visibles”. Como consejo, Torras recalca que la mujer ha de mostrar esa ambición que tiene a la hora de emprender desde el principio: “Es necesario que enseñe esa visión de futuro y deje claro que quiere llegar lo más lejos posible”.

“Las mujeres -continúa- tenemos algo muy bueno: cuando nos proponemos algo, somos persistentes. Capaces de echar abajo esa primera barrera que hemos levantado".

Helena Torras
Helena Torras, fundadora de Pao Capital y cofundadora de WERock Capital.
Helena Torras, fundadora de Pao Capital y cofundadora de WERock Capital. Helena Torras

Hace poco más de un año, Helena Torras y Ana Rebollo, pusieron en marcha el club de inversión WERockCapital formado por empresarias, directivas y profesionales con experiencia en más de 20 sectores diferentes. WERockCapital pretende potenciar la visibilidad y la presencia de las mujeres emprendedoras e inversoras en el ecosistema empresarial y tecnológico, además de incrementar la conexión empresa-startup. “Cuando inauguramos WERock nos decían que no encontraríamos proyectos liderados por mujeres y, por lo tanto, tendríamos undealflow pobre (flujo de caja). Insistían en que debíamos cambiar criterios si queríamos conseguir más proyectos. En un año recibimos más de 50 y muchos de ellos de una calidad muy alta”, reconoce.  

Este club de inversión busca empresas de nueva creación innovadoras, con potencial de crecimiento, principalmente en fase pre-seed (presemilla), especializadas en proyectos tecnológicos escalables. Startups que deben tener, como mínimo, una mujer en su equipo fundador.

Conciliar significa organizarse de otra manera”

Helena Torras levantó su primer 1,5 millón de euros siendo CEO de una startup y embarazada de varios meses. “Al contrario de lo que esperaba, mi embarazo no supuso ningún problema para los inversores. Todo lo contrario:  incluso me dieron más oportunidades”, recuerda. Inversora y emprendedora, tiene claro qué es conciliar y cómo hacerlo con éxito: “No se trata de trabajar menos, sino  organizarse de manera diferente. Reconozco que he tenido suerte, porque me muevo en un sector que cree en la productividad y los resultados, más que en el presencialismo. Eso me permite combinarlo todo mucho mejor”. Para la fundadora de Pao Capital, emprender no es un trabajo, sino una pasión que exige visión, generosidad, humildad y mucha resiliencia. “Ante todo, un emprendedor, hombre o mujer, debe ser un/a líder, capaz de inspirar e involucrar a los demás para que persigan su mismo sueño”.

Francesca Gabetti, CEO y cofundadora de TeamEQ.
Francesca Gabetti, CEO y cofundadora de TeamEQ. TeamEQ

“Los equipos liderados por mujeres interactúan más”

“Al final, los mejores líderes son los que tienen más empatía y se comunican mejor con su equipo. Incluso saben cómo conectar con sus empleados cuando se deben abordar cuestiones difíciles. Las mujeres pueden destacar y, en este sentido, demostrar que poseen capacidad de liderazgo”, añade Francesca Gabetti, CEO y cofundadora de Team EQ, herramienta de People Analytics diseñada para aumentar el rendimiento global de un equipo y la inteligencia colectiva, galardonada con el Hack_D_Gap del 4YFN durante el Mobile World Congress 2017. Gabetti saca sus propias conclusiones tras observar a numerosos equipos, puntuados de forma anónima, a través de su plataforma: “Los equipos encabezados por mujeres evolucionan mejor e interactúan más que el resto. Los datos obtenidos muestran patrones de comportamiento distintos entre hombres y mujeres”, puntualiza.

Poner punto y final a todas las formas de discriminación contra mujeres y niñas es crucial para el desarrollo sostenible del planeta, además de uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que marcarán la agenda de la ONU en el año 2030. Las empresas de nueva creación deberían empezar a reflexionar sobre los ODS en los que van a impactar, en opinión de Gabetti. “Cuando un proyecto está encabezado por una mujer, es más probable que incluya, de forma natural, una reflexión sobre el impacto que genera, especialmente el social. Los inversores deberían tener en cuenta este criterio además de la rentabilidad, generando más oportunidades financieras para las emprendedoras de hoy en día”, recomienda.

Poner punto y final a todas las formas de discriminación contra mujeres y niñas es crucial para el desarrollo sostenible del planeta, además de uno de los ODS que marcarán la agenda de la ONU. Las empresas de nueva creación deberían empezar a reflexionar sobre los ODS en los que van a impactar"

Francesca Gabetti

Como si de un juego de dominó se tratara, el empoderamiento femenino, muy ligado al emprendimiento, produce un efecto multiplicador que promueve el crecimiento económico y el desarrollo global, tal y como se desprende del Objetivo de Desarrollo Sostenible 5, dedicado a la igualdad de género. “Hoy en día, ser CEO es una oportunidad para visibilizar todo el imaginario que rodea al emprendimiento femenino -fondos de inversión, business angels y mentores en los que confiar- plantando cara a los altibajos que puedan surgir”, concluye.



Volver arriba