OPINIÓN

La Cataluña del 22-D

Para derrotar al nacionalismo, aparte de poner en evidencia la perversidad de sus postulados y la letalidad de sus efectos, hay que golpearle allí donde es más vulnerable, en el campo de lo simbólico y de lo sentimental.

Opinión

Golpe por correspondencia

Nos encontramos ante un golpe de Estado que pretende por la fuerza y en contra del ordenamiento legal vigente liquidar el marco democrático de derechos y libertades de todos los españoles y de los residentes en Cataluña en particular.

OPINIÓN

Fabricantes de odio

Desde que esta tropa de vándalos ha llegado a puestos de responsabilidad institucional, el ambiente de hemiciclos y platós de televisión se ha degradado con toda suerte de groserías, ataques personales y carencia absoluta de formas en sus ofensivas dialécticas.

OPINIÓN

Separatismo y democracia

Cuando los separatistas excitan los bajos instintos de sus bases sociales apelando al odio a un enemigo imaginario y las convencen de que lo que ellas deseen ha de pasar por encima de cualquier referente moral, nos arrastran a todos a un espacio anómico y salvaje.

OPINIÓN

El olor del miedo

Suele decirse que las fieras huelen el miedo de sus presas y que estos efluvios cargados de terror excitan su ansia depredadora. No cabe duda de que el Gobierno despide tales aromas.

OPINIÓN

Saber lo que nos pasa

Vivimos en un ecosistema político y social que elimina sistemáticamente los mecanismos de su supervivencia, lo que le está conduciendo irremediablemente a su desaparición. Y para mayor inquietud, tampoco sabemos cuál será el nuevo orden -o desorden- que reemplace al que se extingue.

Ver más resultados

Volver arriba