Desde el pasado 15 de marzo, fecha de inicio de la pandemia de COVID-19, un total de 7.881 personas han fallecido por esta enfermedad en Cataluña. Solo este viernes se han contabilizado 305 nuevas muertes, según los datos facilitados por las funerarias catalanas al Departamento de Salud. De estos nuevos fallecimientos, 108 se han producido en residencias para mayores. 4.123 personas, además, han fallecido en centros hospitalarios. 67 de ellos han muerto este viernes. En este caso, la información proporcionada por Salud mezcla pacientes que tenían un diagnóstico confirmado de coronavirus con otros que eran "sospechosos".

En lo referente a los contagios, siguen también subiendo aunque con menor intensidad que en jornadas anteriores. Hasta este viernes y desde el 15 de marzo, se han acumulado un total de 40.988 casos con diagnóstico confirmado (1.252 hoy). De estos, 1.234 permanecen ingresados en estado grave. En cuanto a los pacientes sospechosos de COVID-19, Cataluña acumula ya 63.128, de los que 3.933 han entrado en esta categoría este viernes. 19.088 de los contagiados que han precisado atención hospitalaria han recibido ya el alta.

6.631 profesionales sanitarios han resultado contagiados por coronavirus en el último mes. En cuanto al personal de residencias para mayores, el número de trabajadores  aislados "por sospecha o confirmación" es de 5.807.

En las residencias para mayores catalanas se han confirmado como casos positivos hasta este viernes 6.365. Además, 8.681 residentes "son casos sospechosos", según la información del Departamento de Salud de la Generalitat.