5.363 es el balance de fallecimientos que, hasta este domingo, deja la pandemia de COVID-19 en Cataluña. Las cifras oficiales proporcionadas por el Departamento de Salud, dirigido por Alba Vergès (ERC), indican también que el número de casos positivos confirmados es ya de 34.726.

En lo que a los fallecimientos se refiere, 3.538 se han producido en hospitales catalanes desde el inicio de la pandemia, mientras que los 1.825 restantes corresponden a ancianos que han muerto en centros para mayores por esta enfermedad.

Según ha informado Salud, el número de contagios confirmados este domingo ha sido de 699. En la misma nota de prensa se indica que, dentro de las residencias para la tercera edad, hay 3.659 con diagnóstico de coronavirus. No se aclara en ningún momento si esta última cifra está incluida en el total acumulado de contagios o si, por el contrario, forma parte de un balance diferente.

Un tercio de las residencias

La pandemia, por otro lado, afecta ya a un tercio de los centros residenciales para mayores de Cataluña. De los 1.073 operativos, se han confirmado casos ya en 343. Entre todos ellos, hay 423 ancianos que presentan sintomatología pero a los que aún no se les ha realizado la prueba para confirmar el diagnóstico. 

La directora de la residencia Verge del Remei ha acusado a la Generalitat de "dejar morir" a los ancianos.

Es difícil también saber cuál es realmente el número de sanitarios y profesionales de la salud contagiados de COVID-19 en Cataluña, pues la nota de la republicana Vergès indica dos cifras diferentes. En el caso de hospitales y centros de salud, el número asciende a 5.403, mientras que también se indica que los contagiados entre el personal de las residencias para mayores 5.629. Todo indica, pues, que, entre sanitarios y profesionales de los cuidados a mayores, la cifra de contagios es, en estos momentos, de 11.032 personas.

En lo que a las altas hospitalarias se refiere, los hospitales catalanes han dado ya 15.602 a personas con diagnóstico confirmado de COVID-19.