El vicepresidente primero del Parlament, el posconvergente Josep Costa, ha acusado a la monarquía de ser un sistema "autoritario". Lo ha hecho en su cuenta de Twitter y en defensa de su compañera de partido, Laura Borràs, investigada por la presunta adjudicación irregular de contratos a un amigo. "El lawfare monárquico", ha publicado Costa, "actúa como un régimen autoritario cualquiera".

En estos momentos, Costa está a la espera de lo que decida la Fiscalía tras la acusación del Tribunal Constitucional (TC) de presunta desobediencia. Una acusación dirigida también contra el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el secretario primero, Eusebi Campdepadrós. Los tres están acusados de haber desobedecido al TC por permitir la tramitación de propuestas parlamentarias a favor del derecho a la autodeterminación y de reprobación de la monarquía.

El presidente del Parlament, Roger Torrent

Costa ha acusado a la monarquía, además, de "persecución política de los disidentes". Una persecución que, ha añadido, "siempre se basa en acusaciones falsas, desproporcionadas e imprevisibles". Estas acusaciones, según Costa, pueden ser "a veces de violencia, a veces de corrupción". Y ha rematado el tuit asegurando que "pocas veces te dicen tan claro que es por tus ideas políticas".

En otra publicación en la misma red social, el político ibicenco ha arremetido también contra la monarquía asegurando que, con los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, el separatismo "ha encontrado el camino" para derrotarla. "Con los votos de la mayoría, con firmeza política y con una sólida estrategia jurídica", ha señalado, "así seguiremos avanzando hacia la independencia".