El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha urgido al Departamento de Interior a distribuir en todos los centros de trabajo de los Mossos d'Esquadra material de protección frente al COVID-19, incluido mascarillas con función respiratoria, y tests para detectar contagios.

En un auto, la sala social del TSJC estima una demanda de medidas cautelares presentada por el sindicato de Mossos USPAC y requiere al Departamento de Interior para que "con carácter urgente e inmediato" suministre equipos de protección individual al cuerpo, que incluyan mascarillas, gafas y ropa impermeable, así como tests suficientes para los agentes que hayan tenido contacto con algún caso positivo.

La sala asegura en su auto que es consciente de la "escasez" de medios de protección, pero subraya que el TSJC no es el competente para "resolver sobre la prioridad que las autoridades gubernativas han de dar a la distribución de equipos de protección" y recuerda que la falta de medidas de protección no solo afecta a la salud, la integridad física y la vida de sanitarios y policías sino de todos los ciudadanos.