El elevado precio del alquiler de la vivienda ha centrado la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la alcaldesa de Barcelon también Jaume Collboni (PSC) y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

El encuentro ha durado cerca de una hora, menos que con Quim Torra, presidente de la Generalitat. Se trata del primer viaje institucional por España desde que fue nombrado presidente del Gobierno. El jefe del Ejecutivo ha instado a la política y agentes sociales a recuperar relaciones tras una década pérdida. En la reunión con Torra prometió inversiones en el puerto, aeropuerto y ferrocarriles, así como potenciar el diálogo entre gobiernos, como la creación de una mesa bilateral en la que se sentarán Torra, JxCat, ERC y el propio Sánchez, al menos en la primera reunión.

En este encuentro, Colau le ha trasladado la necesidad de implantar medidas urgentes para poner topes en los precios del alquiler en un momento en el que alquilar cuesta más de 1.000 euros al mes, más del 100% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Barcelona, capital cultural y científica

Por otro lado, han dado un repaso  a los asuntos financiación e inversiones pendientes pese a la dificultad de encontrar una solución a corto plazo. Ambos han acordado en sendos pactos la lista de inversiones para la ciudad.

Entre otras, han asegurado que trabajarán para recuperar la capitalidad cultural en Barcelona, pese al rechazo del Ayuntamiento a la instalación del museo Hermitage. Por otro lado, han acordado crear una comisión interadministrativa, prevista en la Carta de Barcelona.

Colau ha celebrado que se recupere la "normalidad institucional". "Es una nueva etapa constructiva", ha dicho tras asegurar que el Partido Popular ha propiciado una década pérdida en las relaciones entre el Gobierno y la Generalitat.

Para Sánchez, el conflicto político se deberá resolver también la mesa bilateral entre la Generalitat y el Gobierno, recogida en el Estatuto de Autonomía. "La agenda para el reencuentro se va a convertir en hechos", ha asegurado. "Es posible y factible para el reencuentro entre la sociedad catalana y española", ha afirmado.