Siguen las tensiones en el Consistorio de Badalona tras la dimisión del ya ex alcalde, el socialista Álex Pastor, después de ser detenido por conducir ebrio y saltándose el confinamiento. El PSC intenta retener la Alcaldía, mientras Badalona En Comú Podem apuesta porque una "mesa de partidos" gobierne hasta el próximo mes de mayo, cuando se celebrará el Pleno en el que se deberá elegir al nuevo alcalde. La izquierda más radical y los independentistas, dentro del grupo Badalona Valenta (Guanyem Badalona En Comú, ERC, Avancem-MES), con el apoyo de JxCat, propone, por su parte, un nuevo Gobierno municipal liderado por la cupaire Dolors Sabater, que ya fue alcaldesa de la ciudad entre 2015 y 2018. 

Desde el PSC ha sido el concejal Rubén Guijarro el que asegurado que "el proyecto de los socialistas sigue vigente". Guijarro ha recordado que lo sucedido con Pastor entra dentro de la "esfera privada" del ex alcalde. "No es un caso de mala gestión, ni de gobierno, ni de corrupción", ha subrayado el socialista en una entrevista en RAC1. También ha calificado como "una falta de respeto" las críticas al ex alcalde por su supuesto problema con el alcohol y ha negado que esto sea cierto, aunque también ha reconocido que los hechos protagonizados por Pastor en la noche del pasado lunes son "incompatibles con cualquier cargo público".

Rubén Guijarro, concejal del PSC en Badalona.

Guijarro, además, ha indicado que el proyecto del PSC badalonés es "el mejor" para la ciudad y se ha postulado como sustituto de Pastor asegurando que estará "al servicio" de lo que le pida el partido. "Si me piden un paso adelante", ha añadido, "lo daré".

"Días excepcionales"

La actual alcaldesa accidental, Aïda Llaurado, de Badalona En Comú Podem-En Comú Guanyem, más cercanos al PSC, ha anunciado, por su parte, que ha propuesto a todos los grupos municipales con representación en el Consistorio que sea una "mesa de partidos" la que gestione la crisis creada por el COVID-19 en la ciudad hasta que se celebre el Pleno que elegirá al nuevo alcalde. Llauradó ha agradecido a estos grupos "su voluntad de trabajo unitario para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica". La mesa, según ha explicado en su cuenta de Twitter, se reunirá diariamente y "servirá durante estos días excepcionales para gobernar la emergencia del COVID-19 antes del nuevo Pleno de investidura".

Frente a estas propuestas, se encuentran las representadas por la ex alcaldesa Dolors Sabater, cara más visible de la coalición Badalona Valenta, que engloba a los partidos Guanyem Badalona En Comú, ERC y Avancem-MES. Esta coalición cuenta con el apoyo cerrado de JxCat, que ya el miércoles anunció que no querían en el nuevo Gobierno municipal ni al PSC ni a Badalona En Comú, aunque necesiten sus apoyos externos para poder gobernar. 

Gobierno "democrático y progresista"

Este grupo ha pedido este jueves al PSC "negociar" los objetivos y la organización del "nuevo Gobierno democrático y progresista" de Badalona. Un Gobierno que tendría que estar liderado por Sabater y en el que se proponen cuestiones como afrontar la crisis del COVID-19, "acompañar a la ciudadanía" en estos momentos, "reforzar el tejido asociativo de la ciudad" y entablar "redes y sinergias con otras administraciones municipales, nacionales y estatales".

El popular Xavier García Albiol, por su parte, ha calificado de "auténtica vergüenza" los hechos protagonizados por el ex alcalde Álex Pastor. "Los vecinos de Badalona", ha dicho, "no nos merecemos este tipo de humillaciones". Ganador de las elecciones municipales de 2019, con 11 concejales, García Albiol ha recordado que izquierda e independentistas se unieron para evitar su regreso a la Alcadía de la capital del Besós. "Llevan reuniéndose desde 2015, pierden elecciones y se ponen de acuerdo para gobernar y evitar que el que han votado los vecinos, en este caso yo, pueda acceder a la Alcaldía", ha dicho García Albiol en un vídeo publicado en Twitter, "esto se ha demostrado que conduce al fracaso, a la frustración y a que Badalona cada día esté peor".

Xavier García Albiol entrevistado por el diputado de ERC Gabriel Rufián en su programa de Youtube.

García Albiol ha subrayado que, al frente de la Alcaldía, "tiene que estar aquel alcalde que tenga la confianza del conjunto de los ciudadanos". No en balde, el popular fue el más votado en 28 de los 34 barrios de la ciudad. Y, en su opinión, en el momento actual "no se trata de bloques progresistas, conservadores o liberales". "Tenemos que arrimar el hombro todos", ha dicho, "para salir adelante en una situación que en los próximos años va a ser muy compleja". Por eso ha señalado que "Badalona no se puede gobernar desde el rencor".