No fueron pocos los sorprendidos cuando, hace apenas un mes, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, anunció que la Generalitat iba a llevar a cabo un campaña para estimular el turismo del resto de España en Cataluña para tratar de afrontar la crisis del sector. Y es que, como es sabido, desde que arrancó el proceso separatista en 2012 el ataque a todo lo que representa España ha sido recurrente: desde acusar al Estado español de “expoliar” fiscalmente a Cataluña a considerarlo responsable de las muertes por Covid-19 en la comunidad —recordemos que varios lideres separatistas han venido afirmando que en una Cataluña separada de España la mortandad por el virus hubiera sido mucho menor—.

Ahora, ha sido el gremio de hosteleros catalanes el que ha advertido de que la hostilidad vertida contra España puede mermar la capacidad de Cataluña de atraer al turista del resto del país. En un debate organizado ayer por el Club de Economía de Lloret de Mar, tanto el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, como el presidente de Confecat, Santiago García Nieto, se mostraron inquietos ante tal posibilidad. El primero, luego de destacar que las ganas de viajar poco a poco están superando el miedo a hacerlo”, señaló que “no todos se van a favorecer igual”. “Dependerá del cariño con el que uno siente que le reciben”, apostilló Zoreda. A su juicio, el turista teme ser tratado con “prevenciones o matices políticos que no son los que uno más desea en sus vacaciones como español”.

Por su parte, García Nieto recordó que hace tan solo unos meses el director de la Agencia Catalana de Turismo (ACT), David Font, calificó a España de Estado "opresor". “No hay derecho”, opinó, añadiendo que ahora Font tendría que rectificar dichas declaraciones.

La Generalitat apela ahora a la “unión”

Por lo demás, la campaña lanzada por la Generalitat para seducir al turista del resto de España ha sido muy comentada estos días por incluir mensajes apelando a la “unión” y por ocultar los símbolos separatistas en las imágenes promocionales. Así, en un vídeo de la campaña ¡Cataluña es mejor con vosotros! se asevera que la “felicidad es estar unidos”. Asimismo, después de enumerar diversos paisajes catalanes de mar y montaña, se dice: “Esos lugares os extrañan, por eso, cuando todo esto pase, estarán donde siempre, esperando que volváis, porque Cataluña es mejor con vosotros”. Por otra parte, la campaña evita en todo momento mostrar lazos amarillos o pancartas a favor de los presos del procés, pese a que muestra lugares en los que éstos están presentes. En este sentido, se ha mencionado con profusión en las redes que una torre de Besalú (Girona) aparece sin las esteladas que la adornan en la actualidad.

Barcelona y el “turismo depredador”

A nadie se le escapa, por otro lado, que Barcelona, la joya de la corona del turismo tanto nacional como internacional, cuenta con una alcaldesa a la que se percibe como detractora de tal actividad. No solo es que en el lenguaje de los comunes sean habituales expresiones como “turismo depredador”, sino que Ada Colau ha venido tomando medidas criticadas por este sector, como legislar contra los cruceros en 2018, cerrar las puertas a que el Museo Hermitage se instalase en Barcelona o aprobar el pasado septiembre un subida de hasta cuatro euros en la denominada tasa turística. De hecho, la alcaldesa no ve la presente crisis un motivo para cambiar dichas políticas, sino para acentuarlas. “Barcelona tiene una oportunidad para ir a hacia un modelo turístico más equilibrado”, dijo recientemente en relación a los efectos de la pandemia en el sector.

Los vaivenes del Gobierno con la cuarentena a extranjeros

Por último, a esto se le suma el daño ocasionado al turismo procedente del resto del mundo por los vaivenes del Gobierno central en relación a la cuarentena que debían guardar los viajeros que visitasen España. A este respecto, cabe recordar que el Ejecutivo ha terminado levantado la restricción de un confinamiento de 14 días a los turistas extranjeros solo dos semanas después de haberla impuesto. Esta política errática fue incluso criticada por una ministra francesa, Élisabeth Borne, que recomendó la semana pasada no viajar a España debido a sus medidas “contradictorias”. En cualquier caso, la rectificación —que se aplicará a partir de julio— fue saludada ayer positivamente por presidente de Confecat, que destacó que desde entonces la compañías del sector han subido en bolsa y las reservas se están “triplicando y cuadruplicando”.