Que el independentismo no perdona a Felipe VI su discurso del 3 de octubre de 2017 en apoyo de la unidad de España, de la Constitución y de la democracia es algo ya sabido. Pero este viernes una de las principales formaciones separatistas catalanas, JxCat, ha ido un paso más allá al exigir la "abolición" de la monarquía en la Comisión de Defensa del Senado y en presencia de la ministra Margarita Robles.

Ha sido el senador posconvergente Josep Maria Cervera el encargado de mostrar el rechazo de JxCat al papel de Felipe VI durante la crisis del COVID-19. Cervera se ha referido al monarca como "heredero del dictador" y ha recordado que, a pesar de ser el "comandante supremo de las Fuerzas Armadas", está "lejos de ofrecer un papel de representación simbólica como ocurre en otras democracias". El Rey, ha asegurado Cervera, "ejerce de actor activo de la vida política".

El senador posconvergente ha asegurado que son "muchos" los catalanes que apuestan "por la abolición de las monarquías". Una institución que consideran "caduca y antidemocrática". Y, "en el caso de España", ha añadido, "también presuntamente corrupta". 

La "militarización mediática"

Josep Maria Cervera, por otro lado, ha recriminado a la ministra Robles que, durante la gestión de la pandemia, se haya "fomentado una militarización mediática" que, ha dicho, "era innecesaria y poco aportaba, con ruedas de prensa de altos mandos del escalafón militar más propias de otros tiempos". Algo que, ha asegurado, ha provocado "vergüenza ajena" y más considerando que se ha producido "con el Gobierno más progresista de España".