El enfrentamiento entre ERC y JxCat y los partidarios de la declaración unilateral de independencia (DUI) comienza a tomar tintes preocupantes. Al menos en las redes sociales, donde las críticas de los posconvergentes a los republicanos están alcanzando límites de difícil justificación. A los insultos habituales desde que el Parlament, presidido por el republicano Roger Torrent, aceptó la inhabilitación de Quim Torra como diputado, se suman ahora amenazas de los sectores más radicales del separatismo como la publicada este jueves por una tuitera que une a su nick el nombre del Consell per la República, presidido por Carles Puigdemont.

Esta usuaria, que se presenta en la red social como "independentista catalana, republicana y, ante todo, librepensadora" (en español), ha planteado que, "cuando se acabe esta locura del confinamiento", todos los independentistas vayan a "tomar el Parlament". Y, una vez logrado, se dirijan "a quemar la sede de ERC". El mensaje no ha tenido demasiado éxito, considerando que solo ha logrado 33 retuits, pero llama la atención que ninguna de las personas que le ha respondido le haya advertido de que lo publicado puede considerarse como una amenaza y, por lo tanto, un delito.

No es la única tuitera que este jueves ha echado mano del fuego como amenaza o como manera de lograr la independencia. En este caso, la responsable del tuit es @Llunacatalana3, muy cercana a formaciones independentistas de derechas y que ha pedido a sus seguidores "quemar" las calles para forzar al Parlament a declarar la independencia. "Si las calles queman", ha tuiteado, "el Parlament se verá forzado a hacer la DUI, independientemente del partido que haya".