Con un muerto, un desaparecido y seis heridos graves sobre la mesa por la explosión de una planta petroquímica en Tarragona, aún hay en Cataluña quien se preocupa por la lengua en la que las instituciones informan sobre tan grave suceso. Se trata del catedrático de instituto jubilado Josep Maria Virgili i Ortiga, miembro del controvertido Grup Koiné, que pretende imponer que en Cataluña solo sea oficial el catalán y cuyo manifiesto fundacional fue apoyado por la hoy portavoz de JxCat en el Congreso, la investigada Laura Borràs

Mientras decenas de bomberos, mossos, policías locales y sanitarios trabajan en Tarragona para extinguir el fuego y atender a los heridos, Virgili ha cuestionado en su cuenta de Twitter a Protección Civil por publicar un tuit en castellano pidiendo a los residentes en diferentes poblaciones de la zona de la explosión que permanezcan en el interior de sus casas. "¿No saben catalán estos de Protección Civil?", ha preguntado el catedrático en un tuit que ha sido duramente contestado hasta por algunos independentistas. 

https://twitter.com/Virgili7/status/1217159747419430912?ref_src=twsrc%5Etfw

Virgili i Ortiga ya fue noticia el pasado mes de diciembre por negar la catalanidad de aquellos catalanes que no quieren romper con España. Lo hizo también en Twitter, con un mensaje en el que aseguraba que los no independentistas no son catalanes. "Sois otra cosa tan respetable como queráis, pero catalanes no sois", escribió, "yo diría que lo que sois es españoles residentes en Cataluña".

El Grup Koiné se dio a conocer en 2016 con un manifiesto en el que, además de defender la imposición del catalán como única lengua en Cataluña, que culpaba a Franco, al régimen del 78 y a la inmigración de que el castellano aún tenga presencia en esta comunidad autónoma.