Bajo el nombre Ara, el que toca, productes catalans, la Generalitat, a través de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha puesto en marcha una campaña que promueve el "proyecto de país" mediante la alimentación de los catalanes. Entre sus objetivos, destaca el de "garantizar la cohesión territorial a través del impulso y el mantenimiento de la actividad económica", según figura en la web de la campaña, promovida por la consejera de ERC Teresa Jordà.

La campaña pretende "reconocer la alta calidad de los productos alimentarios catalanes" pero también "la aportación que hacen agricultores, ganaderos y pescadores a la economía del país". Si bien está dirigida a todos los catalanes, la consejería subraya que prestará especial atención al "público urbano". Y es que, aseguran, conectar los sectores agrícola y urbano permitirá que ambos entiendan "que forman parte del mismo proyecto de sociedad y país". Precisamente, uno de los factores que diferencia a los independentistas de quienes no lo son es el vínculo que tienen los primeros con la Cataluña rural, mientras que los segundos se centran más en las ciudades, sobre todo en Barcelona. De ahí que, en escenarios como las redes sociales, hayan nacido los términos Tractoria y Tabarnia para diferenciar a unos de otros.

Parlament de la alimentación

Desde la consejería que dirige Jordà apuestan por "garantizar que la población catalana tenga acceso físico y económico a una alimentación sana, segura y de calidad". Pero también quieren "garantizar la cohesión territorial". Con estos objetivos, se creará el Consell Català de l'Alimentació, definido como "el Parlament de la alimentación en Cataluña". Un organismo del que formarán parte todos los que tienen algo que ver con el sector de la alimentación en esta comunidad autónoma y que trabajará para sacar adelante el Pacto Nacional por la Política Alimentaria de Cataluña.

La consejería prevé, finalmente, la creación del Plan de Gastronomía de Cataluña. Se trata de un programa que servirá para "definir el relato del sector agroalimentario" catalán basándose en "productos, gastronomía y territorio". Y todo ello apoyándose en la recientemente aprobada Ley de Espacios Agrarios, que reconoce el suelo agrario como "activo estratégico" y cuya protección es "clave" para la producción de alimentos. 

La consejera Teresa Jordà (ERC).

La titular de Agricultura, la republicana Teresa Jordà, es una consejera controvertida que ha sido noticia por cuestiones como recomendar el consumo de leche cruda o promocionar una cerveza catalana fabricada por Empordà Hooligans y que en su etiqueta lleva el lema Fuck Spain (jódete, España). Sin embargo, Jordà también se ha mostrado contraria a quienes desde el independentismo culpan a España de los problemas de Cataluña. Así sucedió el pasado mes de junio, cuando aseguró que es "ridículo" culpar "a Madrid siempre" y reclamó al Govern presidido por Quim Torra hacer "autocrítica". "Madrid tiene culpa de los males que nos pueden pasar", aseguró Jordà, "pero no de todos".