Tras la polémica levantada por el cobro del teléfono 061, único en Cataluña para informarse de la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado la gratuidad del servicio, que llegaba a costar entre los 0,08 y los 0,15 euros por minuto.

Descolgar el teléfono para informarse sobre el coronavirus no era gratuito en Cataluña. La medida fue aprobada por ERC y JxCat en el Parlament. El teléfono habilitado por la Generalitat es el 061, cuyo coste varía dependiendo de la operadora que se utilice y la llamada puede salir muy cara si la consulta es de un afectado por la enfermedad.

La polémica, además, ha llegado a la Comisión Europea de la mano de Ciudadanos, que instó al organismo a obligar a la Generalitat a poner el servicio gratuito. Hasta ahoras, los usuarios de Jazztel son los que menos pagan por este servicio, 0,08 euros por el establecimiento de llamada y 0,012 euros por minuto, mientras que los de Movistar abonan 0,08 euros por llamada y 0,014 euros por minuto. Los de Orange tendrán que hacer frente a una factura de 0,18 euros por el establecimiento y 0,018 euros por minuto, mientras los clientes de Vodafone abonan 0,15 euros por cada minuto y cero euros por establecer la línea.

De esta forma, un posible paciente que esté 15 minutos al teléfono pagará 2,25 euros si es de Vodafone o 0,36 euros si es de Jazztel. El precio se puede incrementar según el tiempo de espera, pero el servicio está colapsado, con cerca de 20.000 llamadas diarias.

La Generalitat ha incluido esta medida dentro del plan económico de choque para contener los efectos de la pandemia. Entre otras, se instaura una línea de crédito del Instituto Catalán de Finanzas para las pymes y aliviar así los costes de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, como consecuencia de la falta de suministros y caída de la demanda.