Con el objetivo de romper la "espiral de confrontación" en la que se encuentran inmersos ERC y JxCat desde la ruptura del acuerdo de Gobierno en la Generalitat, la portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, ha ofrecido este lunes a los posconvergentes una mesa de negociación. El objetivo sería fijar una "estrategia compartida" de cara a las próximas elecciones autonómicas, cuya fecha se conocerá tras la aprobación de los presupuestos de la Generalitat.

"Es una irresponsabilidad llegar a unas elecciones en una espiral de confrontación", ha dicho Vilalta. Desde ERC se considera que esta situación "divide y agota a la ciudadanía", que es lo que "quiere el Estado". Por ello, ha propuesto que los independentistas "se sienten en una mesa" para realizar "un diagnóstico compartido" y "consensuar cuáles han de ser los próximos pasos".

En campaña

"Aunque alguno ya se ha puesto el chip de campaña electoral", ha añadido, "insistiremos en entendernos dentro del movimiento independentista para ponernos de acuerdo y hacer de estas elecciones una oportunidad y no un fruto de la ruptura" del separatismo. 

Desde ERC se considera "imprescindible" llegar a este acuerdo antes de que se celebren las elecciones. El objetivo es, además de ganar en las urnas, "hacer un salto cualitativo y de fortaleza", según ha dicho Vilalta. La diputada de ERC ha asegurado que los republicanos no entrarán "en una espiral de reproches" porque tienen claro que sus adversarios "son los partidos que apoyan la represión". Las formaciones separatistas, ha concluido, son "nuestros aliados".