El sector crítico de Ciudadanos agrupado en la plataforma Ciudadanos Eres Tú no ha encontrado por ahora en la portavoz en el Congreso y precandidata a las primarias, Inés Arrimadas, voluntad de consensuar con ellos el modelo de partido. Sin embargo, prefieren no anunciar de momento una candidatura alternativa a la de Arrimadas y esperarán hasta agotar los plazos por si cambia de opinión.

Fuentes de la plataforma informan de que el vicepresidente de Castilla y León y principal figura crítica en el partido, Francisco Igea, se ha puesto en contacto con Arrimadas para conocer su opinión al respecto y ella le ha contestado que no tiene intención de debatir ahora esta cuestión, pero que "lo hará si se presenta una candidatura alternativa". Pese a ello, en Ciudadanos Eres Tú dicen que esperarán hasta el último momento para saber si la portavoz parlamentaria está dispuesta a alcanzar un consenso sobre el modelo de partido. "Seguimos intentando un acercamiento hasta el final", indican.

El 26 de febrero es la fecha marcada en el calendario precongresual de Ciudadanos para que quienes quieran presidir el partido se postulen y presenten al equipo que compondría su Ejecutiva. Las primarias se celebrarán el 7 y el 8 de marzo.

Arrimadas desoye las propuestas de los críticos

Arrimadas, que no ha dado pistas sobre quiénes la acompañarán en su candidatura, celebró un acto en Madrid el sábado pasado donde desgranó sus principales propuestas, incidiendo en su pretensión de fomentar la participación y el protagonismo de los afiliados. Sin embargo, ninguna de esas propuestas va en la línea de las que plantean los críticos para hacer un partido más descentralizado y donde se refuerce la independencia de distintos órganos respecto de la Ejecutiva nacional.

Aparte de la enmienda al documento de Estatutos, Cs Eres Tú ha impulsado una enmienda a la ponencia de Estrategia para oponerse a las coaliciones electorales que Arrimadas y la Gestora han propuesto alcanzar con el PP —entre otros-— ante los comicios autonómicos en Galicia, País Vasco y Cataluña. Los críticos creen que esos pactos podrían "acabar con Ciudadanos como proyecto autónomo y diluirlo en otro partido".