La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido ayuda al Gobierno central para hacer frente al "desequilibrio presupuestario" que sufre la ciudad por la caída de ingresos -hasta 200 millones de euros-.

En una rueda de prensa este martes, ha explicado que se ha reunido telemáticamente con los alcaldesa de Madrid, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Murcia, y la teniente de alcalde de Málaga para valorar la crisis del coronavirus.

Colau ha dicho que una de las conclusiones principales del encuentro es que el Estado permita disponer del superávit de 2019 y tener un déficit "de forma acotada" para poder atender las necesidades sociales.