La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha adjudicado un total de 2.667 contratos menores durante los primeros nueve meses del pasado año. En total, ha gastado 23,42 millones de euros en este tipo de acuerdos que no necesitan ser licitados para el concurso debido a que las cuantías no superan los 18.000 euros para los referentes a servicios ni los 50.000 para obras. 

Según los datos oficiales recogidos por El Liberal, Colau ha entregado 5.043,5 euros para el control de reproducción de las palomas y otros 5.346 euros para un "control ético de las palomas urbanas", entre otros variopintos pactos comerciales, como los 14.999,99 euros para el observatorio de mariposas y otros 18.148,79 para el mantenimiento de este emplazamiento. La cuenta corrió a cargo de la Gerencia Adjunta de Medio Ambiente Servicios Urbanos.

Desde este mismo organismo han salido otros 18.135 para "pasear perros" en el área de Argentona y otros 6.640 para pasear perros en el centro de acogida de animales de compañía de Barcelona. Para la redacción del proyecto de adopciones internacionales de perros se han abonado 7.865 euros y otros 12.500 para el pienso de perros y gatos, junto con 11.866,13 euros para la educación de las mascotas. La Gerencia Adjunta de Medio Ambiente concedió 709,16 euros para un juego de flores del I Congreso de Ciencia. Este organismo percibió un total de 757.131,95 euros en 77 contratos.

La Gerencia de Derechos de la Ciudadanía, Cultura, Participación y Transparencia ha pagado un total de 691.843,77 euros en 92 contratos menores, entre los que se encuentra uno de 13.775,85 para gestionar la cuenta de Twitter de este departamento.

La Gerencia de Derechos Sociales, Justicia Global y féminas ha dado 598.446,93 euros en 37 contratos en los primeros tres trimestres del año pasado. Seis de ellos superan los 48.000 euros por distintas obras, otros 4.106,99 por la instalación de un separador de residuos de amalgama, utilizado por dentistas, entre otros.

Nou Barris, el distrito con mayor montante

En cuanto a los distritos, Nou Barris ha sido de lejos el que más dinero ha concedido, con un total de 2,541 millones de euros en 221 contratos, 14 de ellos por encima de los 40.000 euros por distintas obras. En el listado aparece un contrato de 2.255 euros por un taller de "dolor emocional".

Desde el Distrito de Horta-Guinardó se han entregado un total de 1,054 millones de euros por 133 contratos. Casi la misma cantidad ha salido del distrito de San Andreu, pese a contar con 173 contratos. Ciutat Vella ha repartido 1,243 millones por 141 contratos, uno de ellos por el control de palomas de más de 5.300 euros y otros 506 euros para un cátering. El Distrito de Sans ha abonado un total de 1.073.344,9 euros en 119 contratos.

Gràcia ha gastado un total de 910.145,12 euros por 107 contratos. Casi el 1% del presupuesto fue a parar a fuegos artificiales para las fiestas del barrio. Sarrià ha repartido 878.497,42 euros en 158 acuerdos, mientras El Eixample, otros 722.695,24 euros por 107 contratos. De Les Corts han salido 519.731,91 euros, prácticamente el doble respecto a los 258.262,47 euros de Sant Martí, uno de los distritos más desfavorecidos de Barcelona.

Con estos contratos se han cubierto con dinero público gastos de viaje, como el realizado a Jordi Pino, tras entregados por el Distrito de San Andreu, por un valor de 399,09 euros.