Que Ciudadanos decida concurrir a unas elecciones autonómicas bajo el paraguas de unas siglas unitarias, como Cataluña Suma o Mejor Unidos, de la mano del PP es algo tan importante para el partido que debería ser la próxima Asamblea General de la formación (y por tanto la militancia) la responsable de darle su visto bueno o negarle la mayor. Es lo que sostiene la corriente renovadora ‘Ciudadanos eres tú’, una plataforma que integra a los militantes de Cs que demandan más democracia interna y en un cambio en el modelo organizativo del partido. Y lo sostienen porque la maniobra de acercamiento al PP que impulsa la propia candidata a la presidencia, Inés Arrimadas, se contradice con la ponencia de Estrategia elaborada por la Gestora del partido y en la que se habla de "resituar al partido en el centro" y buscarle un espacio propio “de centralidad política”.

Antonio Espinosa, diputado en el Parlament de Cataluña y uno de los portavoces de ‘Ciudadanos eres tú’ insiste en la necesidad de que “el debate sobre Cataluñya Suma, Galicia Suma, Euskadi Suma o, en definitiva, España Suma se lleve al próximo congreso porque todo lo que tiene que ver con el partido, su estrategia y sus procesos democráticos debería ser validado por la Asamblea General”. Espinosa sostiene Cataluña Suma es una iniciativa que choca frontalmente con la ponencia de estrategia elaborada por la Gestora de Cs y que, a grandes rasgos, cuenta con el apoyo unánime del partido, al contrario que la de estatutos. “No tiene sentido que se debata y se apruebe una estrategia de retorno al centro y de reforzamiento de la identidad propia y que, a los cuatro días, el partido se integre sin el permiso de los militantes en una plataforma conjunta con el PP que puede acabar restando y conllevar la liquidación del partido”, ha subrayado el diputado.

Lo honesto sería que Arrimadas promoviera el debate sobre Cataluña Suma

El portavoz de ‘Ciudadanos eres tú’ remarca que “lo honesto” sería que la propia Inés Arrimadas, candidata a presidir el partido que el apoyo de todo el partido, fuera “quien llevara el debate de Cataluña Suma a la asamblea en forma de ponencia”. Pero tampoco es imprescindible. El diputado advierte que, si desde el sector oficialista no se da este importante paso, “se hará desde Ciudadanos eres tú’. No estmos dispuestos a que se le hurte a los militantes la capacidad para decidir y acordar democráticamente cuál es el rumbo que debe seguir el partido”.

A las diferentes sensibilidades que convergen en ‘Ciudadanos eres tú’ no ha sentado nada bien que Arrimadas haya amenazado con dimitir si en la próxima asamblea de Cs se aprueba un modelo de partido con el que no esté conforme (el de los que piden más democracia interna y menos poder para la Ejecutiva Nacional). “Arrimadas está intentando imponer su liderazgo por encima del sentir de la militancia. Está haciendo como Felipe González en Suresnes", cuando abrazó la socialdemocracia. “La asamblea general de marzo tiene tres ejes: elegir al nuevo presidente, trazar la estrategia y fijar los estatutos que definan el modelo de partido, Pero los tres debates tienen que tratarse por separado. No pueden solaparse ni condicionarse entre ellos porque no es democrático”, incide Antonio Espinosa.

En lo que respecta al proyecto de Cataluña Suma (o Mejor Unidos que suena más naranja), la candidata a presidir Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha advertido al PP que la formación naranja solo aceptara integrarse en una plataforma conjunta “si también se hace en Galicia”, donde lo populares no necesitan a priori un socio para lograr la mayoría absoluta. En declaraciones a Onda Cero, Arrimadas ha recordado al PP que “vale la pena dejar un momento aparcados los intereses de partido y pensar que nos jugamos mucho en Cataluña, en el País Vasco y en Galicia”.

Anunciar la propuesta antes, mejor que después

La líder de la formación naranja ha minimizado las reticencias que la iniciativa aglutinadora está suscitando en el seno de Ciudadanos y ha aclarado que para ella sería mucho más cómodo anunciar la propuesta de alianza con el PP después de la asamblea general de marzo, No obstante, le parece “más honesto” hacerlo antes: “Si lo hiciera después, me criticarían por no haberlo dicho antes”, se ha defendido. Arrimadas ha reiterado que para que la hipotética plataforma común con los populares sea “ganadora y aglutinadora y no se pierda ni un solo voto” debe encontrar “una fórmula coherente”. Por eso ha recordado que Societat Civil Catalana lleva tiempo denunciando de que la multiplicidad de marcas no independentistas “nos mata” electoralmente (a los no independentistas) en Cataluña.

Por su parte, desde el PP han optado por guardar silencio sobre el proyecto de Cataluña Suma mientras en Ciudadanos están las aguas revueltas y aplazan cualquier nuevo contacto “hasta después del congreso”, ha confirmado a El Liberal un portavoz del partido en Cataluña. Los populares van a optar por “enfriar” el asunto “por respeto” a sus interlocutores y no volverán a propiciar contactos oficiales con los naranjas hasta que bajen la persiana de su congreso. “No queremos interferir en sus asuntos ni en sus procesos internos”, han aclarado las mismas fuentes. Como mucho, insisten, se mantendrán las conversaciones informales “de pasillo” que han sido la fórmula de comunicación preferida por las dos formaciones durante los últimos meses.