Jarro de agua helada sobre la esperanza que, en los últimos días, albergaban las autoridades sanitarias de Cataluña de estar más cerca del ansiado pico de la curva del coronavirus en esta comunidad. En tan solo 24 horas, se han contabilizado 1.131 nuevos casos positivos, frente a los 763 anunciados el sábado. En un solo día, han perdido la vida por la enfermedad 184 personas, sumando ya un total de 1.410 fallecidos desde que comenzó la pandemia. 

El Departamento de Salud, dirigido por la republicana Alba Vergès, ha informado de que los contagiados en Cataluña son ya 16.157, de los cuales 1.512 están en estado grave en estos momentos. De todos los casos contabilizados, 2.600 son profesionales sanitarios

En el caso de Igualada, el brote más grave de los registrados en la comunidad, se acumulan ya 560 positivos. De estos, 152 son profesionales sanitarios. Además, la enfermedad ha provocado el fallecimiento de 62 personas en esta comarca. 

Salud, finalmente, ha indicado que el total acumulado de personas que han recibido el alta es de 4.125, de las cuales 173 corresponden a residentes en Igualada.

Por otro lado, el Departamento de Asuntos Sociales, dirigido por el también republicano Chakir El Homrani, ha indicado que en las residencias para mayores catalanas hay 487 personas que han dado positivo en las pruebas de COVID-19. Estos pacientes, según ha informado el departamento en un comunicado, están aislados los centros y recibiendo el tratamiento que precisan, siguiendo los protocolos marcados por el Departamento de Salud. Los centros para mayores de Cataluña acogen en estos momentos a algo más de 64.000 personas.