Entre 800.000 y 1.000.000. Esa es el número aproximado de trabajadores que, según un estudio de la Cambra de Comerç, se han reincorporado a sus puestos de trabajo hoy en Cataluña —y en otras ocho comunidades en las que ayer fue festivo— tras el levantamiento del confinamiento total por parte del Gobierno. Los dos principales sectores que han retomado su labor son los de la industria y la construcción. En este último, según el sindicato UGT, han regresado al trabajo unas 200.000 personas.

Para garantizar la salud de estos empleados, voluntarios de Protección Civil y de la Cruz Roja han empezado a repartir a primera hora de esta mañana las más de 1,7 millones de mascarillas que el Gobierno ha entregado a Cataluña para su distribución entre los pasajeros de las principales estaciones de transporte del territorio, donde la actividad es mínima. Así, por ejemplo, en la estación de Barcelona-Sants, voluntarios de la Cruz Roja con chalecos identificativos se han situado tras los tornos que dan acceso a los andenes de los trenes, y otros en la estación de Metro, donde han ido ofreciendo las mascarillas a los usuarios que iban pasando.

El vestíbulo y los andenes de la estación de Sants, semivacíos

Sin embargo, el vestíbulo y los andenes de la estación de Sants se encuentran esta mañana semivacíos, y apenas media docena de viajeros esperaban en hora punta la llegada de cada convoy. En este sentido, la ocupación del Metro de Barcelona este martes hasta las 8 horas, el primer día laborable tras el levantamiento de las restricciones máximas del estado de alarma, ha descendido un 6% respecto al martes 24 de marzo, cuando había el mismo nivel de restricción. Por el contrario, el tráfico en los accesos a Barcelona ha aumentado esta mañana más de un 50 % respecto al martes de la semana pasada.

En cualquier caso, entre 400 y 500 voluntarios, acompañados por efectivos policiales y divididos en equipos de entre cuatro y seis, han acudido a las estaciones de tren, metro y autobús de poblaciones de más de 30.000 habitantes para repartir las mascarillas a los pasajeros que ya hayan validado su billete de transporte.

La entrega ha comenzado a partir de las 6.30 horas y se alargará hasta las 12 horas pero, si al finalizar todavía queda material por repartir, mañana miércoles se repetirá la operación. Los puntos de distribución son aquellos con mayor afluencia de pasajeros y confluencia de líneas o medios de transporte de la comunidad para aumentar la "eficacia" de esta medida, en el marco de la cual se han asignado 1.264.000 mascarillas a Barcelona, 180.000 a Tarragona, 150.000 a Girona y 100.000 a Lleida.