Cuatro de los cinco agresores que participaron en el ataque a las trabajadoras de la carpa de Barcelona con la Selección en 2016 tendrán que ingresar, finalmente, en la cárcel. Así se desprende de la sentencia emitida por la Audiencia de Barcelona, que ha incrementado las penas a las que, inicialmente, fueron condenados el pasado año. El quinto agresor no tendrá que entrar en prisión, aunque también ha sido condenado.

Los hechos sucedieron en 2016 cuando un grupo de cuatro hombres del movimiento Desperdicis se dirigió a la carpa instalada por Barcelona con la Selección en el barrio de Sant Andreu. Las agredidas estaban informando sobre las gestiones que se estaban llevando a cabo para que el Ayuntamiento gobernado por Ada Colau accediera a instalar pantallas gigantes para seguir los partidos de la Eurocopa. 

Según la nueva sentencia, los condenados atacaron a las mujeres al grito de "putas españolas, fuera de aquí, os vamos a matar, putos españoles de mierda, perras españolas, iros a vuestro país, hijos de puta". Palabras que para el tribunal indican que los atacantes actuaron con ánimo de "animadversión ideológica a todo lo que representa España y lo español y con la voluntad de hostigar y humillar a los voluntarios", según informa El Mundo

Los agresores, además, atacaron a una de las jóvenes, a la que propinaron varios puñetazos, y destrozaron la carpa, el mobiliario y el material de Barcelona con la Selección. Por todo ello, cuatro de los participantes en el ataque tendrán que cumplir penas de 32 meses de prisión y pagar una multa de 6.180 euros. El quinto agresor ha sido condenado a 16 meses de prisión y una multa de 1.800 euros.