Tras 26 horas de cortes en la Junquera por parte de 'Tsunami Democràtic', la policía francesa ha iniciado el desalojo. No se están realizando cargas ni tampoco movimientos bruscos, sino un desalojo persona a persona, una maniobra por la que podrían tardar horas.

Mientras, los grupos independentistas de los CDR han realizado una llamada a la movilización para mantener este enclave fronterizo cortado. Tanto Mossos como Guardia Civil han reforzado su presencia en la parte española del corte, mientras se han cerrado accesos a la autopista de peaje para evitar una ruta directa a los independentistas.

Los CDR de 'Tsunami Democràtic' iniciaron el corte sobre las 08.00 horas de este lunes, tras la resaca electoral. La llamada realizada desde la sofisticada aplicación ha dejado en evidencia a las autoridades francesas, que lejos de ordenar una carga de los antidisturbios han preferido mantener invariable la protesta, hasta este martes. Los transportistas cifran en 15 millones las pérdidas diarias por el corte de la Junquera

'Tsunami Democràtic' ha vendido como un éxito la acción que daña la imagen de España ante la pasividad de las autoridades francesas y sin que las españolas, por el momento, puedan entrar en territorio francés para ayudarles. 

Ante este corte y el posible desalojo esta misma madrugada, la Guardia Civil, único cuerpo que actuaría conjuntamente en una operación conjunta con los antidisturbios franceses, ha realizado un fuerte dispositivo en la zona. En concreto, unos 160 agentes participarán en la Junquera tras una llamada de los Mossos d'Esquadra, que no pueden actuar en territorio francés.