El blog de Vontobel

¿Son los políticos europeos culpables?

La economía europea disfruta de buena salud. Son los políticos europeos los que están provocando dolor de cabeza. En el pasado, políticos como el canciller Adenauer en Alemania o el general De Gaulle en Francia ayudaron a definir la esencia de la Unión Europea. Hoy en día, los líderes europeos fuertes, con una visión europeísta clara y con capacidad para influir en la opinión pública, son escasos. Aunque los partidos tradicionales, con toda seguridad, derrotarán a los populistas en las próximas elecciones nacionales en los principales países de la UE, tampoco se pueden descartar las sorpresas.

Se espera que los mandatarios de los principales estados miembros se esfuercen en promover tanto la convergencia como medidas reformistas en 2017. Esto tiene que ver con la agenda política. Las elecciones generales en los Países Bajos, Francia y Alemania impiden cualquier cambio posterior. Los países tendrán las manos atadas hasta que los nuevos gobiernos asuman el poder, que no será hasta final de año, en el caso de Alemania.  Además, todavía persisten las preocupaciones sobre la estabilidad política en Italia a pesar del actual gobierno 'provisional' y podrían reavivarse si se convocan nuevas elecciones para el verano de 2017.

Incluso aunque no esperamos mayores cambios en el panorama político generado por partidos euroescépticos, como el Frente Nacional en Francia o el Movimiento Cinco Estrellas en Italia, es probable que las respectivas elecciones y que la incertidumbre que las rodea generen ciertas turbulencias. Este clima de inseguridad también se verá amplificado por el comienzo de las negociaciones relativas al Brexit y por las dudas acerca de cómo se van a desarrollar a partir de ahora las relaciones entre Europa y Estados Unidos.

Aumento de las divergencias

El principal problema dentro de la zona euro es la diferencia de rentabilidadentre cada uno de sus miembros. Para que la idea de una Europa unida con una moneda común y una política fiscal unificada resulte victoriosa es necesario superar estas diferencias. Sin embargo, el análisis de los datos de los costes laborales unitarios revela que se está produciendo justo lo contrario. Producir hoy en día en Alemania el mismo producto que en 1999 requiere unos costes salariales un 20% más altos. En el caso de Italia, el aumento es del 44%, incluso aunque en Alemania la tasa de desempleo era del 7,5% comparada con el 9,2% de Italia, lo que en teoría tendría que haber dado lugar a que Italia registrase un menor incremento en el coste laboral unitario que Alemania.                                                                 

Al mismo tiempo, las tasas de desempleo deberían haberse equiparado en los últimos 15 años habida cuenta de la libre circulación de personas en el mercado europeo de trabajo. Sin embargo, esto no se ha producido. En enero de 1999 el desempleo en Italia alcanzaba el 11,1%, comparado con el 9% en Alemania. La tasa actual es del 11,6% en Italia frente al 4,1% de Alemania.

Situación económica favorable a pesar del Brexit

En este momento, el crecimiento económico en Europa es inesperadamente positivo.  A pesar de todas las profecías de desastre, la economía de la zona del euro se está comportando bien desde la votación sobre el Brexit el pasado mes de junio. A finales de 2016, algunos indicadores principales como el barómetro de confianza de los consumidores estaban en terreno positivo. Los expertos económicos encuestados por el Instituto IFO también dieron una valoración muy positiva de la situación actual de la zona del euro.

Sin embargo, desde principios de 2017 los expertos se han vuelto más cautos en relación a sus perspectivas para los dos próximos trimestres. Existe una importante discrepancia entre la valoración de la situación actual y la tendencia pronosticada. Por tanto, parece que algunos expertos tienen un punto de vista demasiado halagüeño. No obstante, para terminar con un punto de vista positivo, la actual recuperación de la economía global, que proviene de Estados Unidos y se está expandiendo a los países emergentes, será muy positiva para la zona euro. Además, debería garantizar que su economía consigue superar los posibles vaivenes políticos, un escenario que pensamos que es probable que se produzca.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba