El Blog de J. de Mendizábal

No se quieren enterar, ye, ye

Escuchas en la COPE a Ángel Expósito explicando a su audiencia que un "neonazi" ha estado a punto de ganar la Presidencia de Austria. Ello implica que el 50% de los electores austriacos deben ser neonazis. Los partidos socialdemócratas tradicionales han sido arrasados. Vamos, es que ni estaban en la carrera por la Presidencia. Resumen: neonazis. Clarividente. No explica, sin embargo, quién es el personaje que ha ganado. Un radical izquierdista ahora verde pistacho. Al parecer, los austriacos (el 50% para ser exactos) se han salvado por un pelo del cataclismo nazi (el otro 50%).

Claire-Hillary representa lo peor del sistema. Podrá ganar pero no entusiasma a nadie con sus promesas-mentiras de siempre

Ves una foto del candidato demócrata a la Presidencia de los EEUU, Sanders, con el puño en alto. Puño en alto en USA. Va perdiendo, sí, pero lo increíble es que no sea arrasado por el stablishment demócrata. ¿Se imaginan a Kennedy puño en alto? Explicación: Claire-Hillary representa lo peor del sistema. Podrá ganar -más vale malo conocido- pero no entusiasma a nadie con sus promesas-mentiras de siempre.

Por el otro lado, Trump, contra todo pronóstico -todo pronóstico del mismo stablishment, todo hay que decirlo- será el candidato republicano. Hace un año se partían de risa con sus ocurrencias y todas las publicaciones "serias" del mundo occidental y sus líderes políticos, también. Ahora ya no se ríen, no vaya a ser que gane. Otro finísimo análisis socio-político.

Volviendo a Europa, ¿los britts se han vuelto locos? ¿Cómo es posible un neocomunista -Corbyn- liderando el partido de Tony Blair? ¿Cómo puede un musulmán ser alcalde de Londres? ¿Quién es Nigel Farage? Y el Brexita la vuelta de la esquina. En fin, no es posible, pero lo es.

Es esa misma Europa que pacta con el dictador Erdogan, un señor que arrasa a los kurdos, y que pretende la libre circulación para sus turcos por la UE a cambio de encerrar a los sirios, libios, inmigrantes en general en campos de concentración ad-hoc. En el entretanto, varios países de la misma Europa empiezan a bloquear sus fronteras.

Dinamarca, Suecia -países adorados por nuestros políticos socialdemócratas...de todos los partidos, incluido el PP- ya cuentan con fuertes partidos out of the box. Y Alemania, también. Y Le Pen será la alternativa a los partidos tradicionales en Francia.

En España, Grecia y Portugal el tema es el mismo, con el toque autóctono de que el giro es hacia el populismo-comunismo. Como Spain is diferent, aquí le añadimos la muy particular variante española del independentismo, lo que añade un plus de diversión revolucionaria al asunto muy interesante.

El hecho, brutal, es que nadie de los partidos tradicionales quiere enterarse de lo que está pasando. De hecho, ya pasó en los años treinta. No exactamente igual, pero muy parecido en muchos aspectos. En cierta forma, no en todos los países, venían de los happy twenty y, de repente, algo ocurre que se va todo a tomar viento. Aquí y ahora, veníamos de los felices años del boom inmobiliario, del IBEX en 16.000, de los Seat León tuneados pagados a plazos rugiendo por todos los pueblos de España, de hipotecas concedidas a mileuristas que no podrán pagar nunca, de tantas y tantas barbaridades. La hormiga imbécil a esquilmar y a la cigarra, que exige sus subvenciones, todo a crédito.

La beca Erasmus, en fin, casi que se la tienen que pagar a su niño ustedes. Nos debe tres recibos de la hipoteca

De repente, el último verano

"Lo sentimos": no pueden ir a crédito a Cancún este verano. La beca Erasmus, en fin, casi que se la tienen que pagar a su niño ustedes. Nos debe tres recibos de la hipoteca. Nos consta que usted tiene derecho a ir a Cancún, a su Seat León, a sus birras en la Casa Rural los findes, a su casa hipotecada e, incluso, a su nueva raqueta doublefource de padel. A todo. El asunto es que se lo tiene que pagar usted. No tenemos más dinero. ¿Eso incluye el cierre del taller socio-cultural acerca de la evolución de la cigüeña negra en Gredos y del curso de quad en Doñana con comidas incluidas? Sí, quedan suspendidas esas actividades. ¿Y de las rentas de emancipación, qué? ¿Y de las rentas vitales? Y, encima, ahora, se han puesto a mirar con lupa los ERE y los cursos de formación (miles de millones de euros). ¡Serán cabrones! Recortes y más recortes. El colectivo está indignado, claro.

Por el otro lado de la cosa, se encuentra el otro "lo sentimos": son los que tienen una nómina, una empresa o ganan algo de dinero lícitamente. ¡Ajá! ¡Le tenemos! "En aras de la solidaridad, le vamos a quitar la mitad o más de lo que gana; tenga Ud. en cuenta la situación; también le quitaremos algo de lo que ya ha ganado y sobre lo que ya ha tributado, pero esto es circunstancial, la situación es muy difícil". Impuestos directos, indirectos, sobre el consumo, la inversión, sobre sucesiones, donaciones, patrimonio, medioambientales, multas, recargos, sobre las plusvalías y transacciones, sobre todo. Este grupo está también indignado, claro. La diferencia es que éstos lo están con razón.

En el intermedio de ambos grupos de indignados se encuentran los que viven de la cosa. O sea, del Estado en sus diferentes formas. Muchos también están indignados, pero menos. Es un voto conservador. Votarán socialdemócrata (de derechas o de izquierdas, pero socialdemócrata), es decir, partidos tradicionales. Es un voto "virgencita, que me quede como estoy". Seguirá siendo una parte importante, pero ni de lejos mayoritario. Pasa en todos los países occidentales desarrollados. Esto se acabó. Dentro de este grupo, obviamente, se encuentran todos los políticos profesionales de los partidos "sistema", que no quieren enterarse de que una parte de la población, sencilla y llanamente, no los soporta. Con sus clichés, con sus frases prefabricadas, con no decir nunca lo que se piensa de verdad, sino lo que se supone que tienen que decir, con lo políticamente correcto, con el buenismo, con su corrupción bestial, con sus medias verdades, con su venta de elixir curalotodo de vendedor del Oeste. Con su welcome refugees que paga usted.

Los tradicionales partidos socialdemócratas -centro izquierda, centro derecha- no quieren enterarse de que una parte importante de la población está hasta el moño de su farsa. Porque viven peor. Una parte masacrada a impuestos y, otra, porque que ve recortadas sus subvenciones de todo tipo. Nada volverá a su cauce y no lo quieren ver. Ni aquí, ni en Europa, ni en USA.

Pero vaya si lo van a ver. Han creado Estados burocráticos insostenibles que nunca podrán cuadrar ingresos y gastos, porque el gasto es intocable. Y ninguno quiere hablar de lo que de verdad importa: la revolución digital que afecta a todos los sectores, el sistema de pensiones insostenible, la cobertura de paro y el mercado laboral. Seguimos oyendo "crearemos tantos miles de empleos". Por favoooor. El Estado no crea empleos, crea gastos a costa de incrementar la deuda y de subir impuestos. Punto. Los empleos de verdad los crean las empresas. Privadas.

Las urnas le dirán hasta qué punto la gente está hasta las narices, sin ilusión, sin proyecto de futuro, hartos

En definitiva, aunque el monstruo no quiera darse cuenta y no quiera volver a la lámpara, las urnas le dirán hasta qué punto la gente -por razones diversas como hemos visto- está hasta las narices, sin ilusión, sin proyecto de futuro, hartos. Ya se lo están diciendo, de hecho. El problema más grave es que otro monstruo, mucho peor todavía, está a las puertas: nacionalismo, populismo, fascismo, comunismo. Los enemigos de la libertad, ahí están esperando su momento.

En consecuencia de todo lo anterior, nadie cambia en el PP ni una coma ni una persona de su propuesta electoral. Y el PSOE metiéndose con Podemos-IU cuando ya está gobernando con ellos en media España. Inexplicable. Así les va. Claro que los que avanzamos hacia el abismo somos todos. Por su culpa. No son los electores: son ellos los culpables.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba