El Blog de Carlos Prallong

Pdrschz y la crónica de un suicidio

Finalmente tendremos que volver a las urnas. Y vale que ahora es algo que todo el mundo sabía positivamente desde el mismo 20D (algunos incluso desde antes), pero yo he de reconocer que ni siquiera a día de hoy me siento a salvo de uno de esos gobiernos inverosímiles de los que se nos han sugerido durante estos meses. Las que se supone han sido “semanas de incertidumbre”, en mi caso al menos han sido de miedo, pánico e incluso terror. Y cuando echo la vista atrás, no me cuesta identificar al causante de todas mis inquietudes y ansiedades: Pdrschz.

Pedró Sánchez se vio obligado a elegir entre acercarse a su adversario o aproximarse a su enemigo, y optó por el enemigo

Que vale, que a quien temo realmente es a Pablo Iglesias, casi tanto como a Soraya Sáenz de Santamaría; pero ha sido el número uno del PSOE quien, mientras cavaba su propia tumba, me ha traído por el camino de la amargura. Ante el peor resultado de la historia de su partido, se vio obligado a elegir entre acercarse a su adversario o aproximarse a su enemigo, y optó por el enemigo. Y el enemigo ha hecho con él lo que le ha dado la gana.

Y alguno puede pensar que Pablo Iglesias es un fenómeno. Que ha marcado tiempos y agenda todos estos meses porque es listísimo. Pero la triste realidad es que se enfrentaba a un mentecato incapaz. Yo también soy un torero extraordinario cuando le vacilo con un trapo al caniche de mis vecinos, pero eso no me convierte en el as de la tauromaquia que puedo llegar a parecer en semejantes ocasiones. Y a Pedro Sánchez no se lo ha cargado Podemos, Pedro Sánchez se ha suicidado él solito.

Entró al trapo, y con la estrategia de establecer como prioridad indiscutible desalojar al PP de la Moncloa, ha firmado su propia sentencia de muerte; y podría ser que la de nuestra democracia tal y como la conocemos. Machacó y machacó con el discurso de que cualquier cosa será mejor que un gobierno del PP, de que no existe mal más temible para España que Mariano Rajoy. Y lo que hizo en verdad es generar un escenario en el que tan solo podrá elegir entre morirse o dejar que le maten. Porque si tenemos nuevas elecciones y se produce el temido sorpasso (no veo claro ni lo uno, ni lo otro; pero eso apuntan casi todos los que saben de esto mucho más que yo)… ¿qué le puede responder a Pablo Iglesias cuando éste, con la sartén por el mango, le pida su apoyo para evitar que gobierne el PP? Solo podrá entonces hacerle presidente, y consumar la desaparición del PSOE (Podemos lo habrá fagocitado); o firmar el pacto del consenso con el PP, evidenciando que tras el candidato del PSOE Pedro Sánchez no hay nada más que eso: Pdrschz. Un mentecato incapaz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba