La diferencia entre los ingresos de los ciudadanos ricos y los pobres es el principal riesgo al que se enfrenta el mundo en 2014 y a lo largo de los próximos años, según el informe Global Risks 2014 del Foro Económico Mundial en el que se ha consultado a más de 700 expertos. Este informe señala 31 riesgos mundiales y los evalúa por probabilidad de que impacten en las sociedades, siendo el más peligroso la disparidad de ingresos, seguida de los episodios meteorológicos extremos, el desempleo, el cambio climático y los ataques cibernéticos.

En total se han analizado 31 riesgos. Los riesgos se agrupan en cinco categorías –económica, medioambiental, geopolítica, social y tecnológica– y se miden tanto en términos de sus probabilidades de concreción como en su impacto potencial.

Estos riesgos no están separados entre sí, sino interconectados: "Cada riesgo considerado en este Informe encierra el potencial de provocar un fallo a escala mundial; sin embargo, es su interconectividad lo que hace que sus repercusiones negativas sean tan pronunciadas ya que, en su conjunto, pueden ejercer un efecto aumentado", ha asegurado la experta Jennifer Blanke, Economista Jefe del Foro Económico Mundial. “Es esencial que todos los agentes de una sociedad; gobiernos, empresas, y sociedad civil, cooperen para hacer frente a los riesgos mundiales y adaptarse a los mismos”.