Plus Ultra sólo ha operado dos vuelos regulares de ida y vuelta en lo que va de año, ambos con Venezuela. Según consta en los registros del gestor aeroportuario español, Aena, la aerolínea, rescatada por el Gobierno con 53 millones de euros por ser "estratégica" para el tejido productivo español, operó un vuelo de ida y vuelta con Caracas en enero, antes de estacionar su único avión en flota y, tras un mes de febrero sin actividad, volvió a volar entre ambos países en marzo.

Tal y como adelantó Vozpópuli, Plus Ultra volvió a poner en marcha la aeronave -un Airbus A340-300-, que ahora opera en régimen de alquiler, al recibir luz verde del Gobierno venezolano para operar en exclusiva la ruta con España. Mientras, Iberia y Air Europa siguen a la espera de que el país caribeño reabra su espacio aéreo.

Según consta en los registros de Aena, Plus Ultra también operó en el mes de marzo un vuelo desde Malta a Madrid, país donde, según apuntó Vox en el Congreso de los Diputados, mantenía retenida la aeronave para su reparación. Después, la aerolínea operó un vuelo 'fantasma' dentro de España, por las inmediaciones de Madrid, sobrevolando varias zonas de Castilla y León, y regresó de nuevo a Barajas, tal y como recogieron algunos usuarios en Twitter.

Fuentes del sector aéreo consultadas por Vozpópuli comentan que este podría haber sido un "vuelo de prueba técnico o de comprobación si ha tenido labores de mantenimiento que lo requieran o llevaba bastante sin volar". También informan de que existen "vuelos de entrenamiento para los tripulantes, pues éstos necesitan experiencia reciente para poder operar". "No es raro hacer esto si no hay vuelos comerciales aptos para entrenamiento", comentan.

Tanto el vuelo desde Malta a España como el operado dentro del país están clasificados por Aena como "otros servicios comerciales", no como vuelos "regulares". De hecho, según ha comprobado este periódico en la web de Aena, ninguno de los dos llevaban clientes a bordo. Sólo se contabilizan los 267 pasajeros transportados en el vuelo de ida vuelta entre Madrid y Caracas de enero y otros 459 pasajeros en la misma ruta en marzo.

De esta forma, hasta abril, Plus Ultra sólo ha transportado a 726 pasajeros en dos vuelos de ida y vuelta entre Madrid y Caracas, el 0,008% de los 8,24 pasajeros totales que han pasado en los tres primeros meses del año por los aeropuertos españoles. Antes de la covid, la aerolínea volaba también a Perú y Ecuador con cuatro aviones en flota, de los que sólo queda uno.

La única con permiso de Venezuela

Este lunes 12 de abril, la aerolínea ha operado su primer vuelo del año entre Madrid y Lima (Perú), pero el siguiente no está programado hasta el 3 de mayo, según apunta la propia aerolínea en su página web. La actividad se centra en Venezuela, donde arrancó las operaciones el pasado 24 de marzo -apenas 15 días después de ser rescatada-, y operará otros dos vuelos de ida y vuelta en abril y otros seis hasta junio.

Su actividad se está produciendo cuando, por un lado, las operaciones comerciales entre España y Venezuela están supuestamente prohibidas; y, por otro, los llamados vuelos humanitarios y de repatriación desde el país caribeño a España "están suspendidos definitivamente", según informan fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Es, por el momento, la única aerolínea que ofrece vuelos directos entre Madrid y Caracas. Iberia y Air Europa siguen a la espera de recibir la autorización correspondiente para recuperar el tráfico en esa ruta. De hecho, el Gobierno ha pedido desde febrero al régimen de Maduro que normalice las conexiones aéreas de Iberia y Air Europa. El último intento lo realizó la número dos de Exteriores en la capital del país sudamericano, tal y como avanzó Vozpópuli.

Según ha podido saber este periódico, Madrid trasladó por los cauces diplomáticos que no se podía mantener la fórmula de los vuelos humanitarios existiendo vuelos comerciales entre España y Venezuela (los de Plus Ultra). Por ello, insistió en una nueva nota verbal que aplicase "igualdad de trato" para todas las compañías españolas interesadas en operar la ruta Madrid-Caracas.

Antes de la covid sólo crecía en Venezuela

En 2019, antes de la crisis, la aerolínea sólo operó 823 vuelos en los aeropuertos españoles. Esto la situaba en la posición 166 por tráfico, muy por detrás de otras aerolíneas también españolas como Iberia, Vueling o Air Europa (que también ha sido rescatada con 475 millones). En total se produjeron 2,36 millones de operaciones en la red de Aena. De esta forma, Plus Ultra apenas representó el 0,03% del total de la movilidad aérea. 

En un comunicado enviado este lunes a los medios de comunicación y en el que pretende justificar la ayuda pública de 53 millones, Plus Ultra defiende que es la aerolínea que "con mayor incremento de facturación en 2019, con un crecimiento del 47% respecto a 2018, muy por encima de la media del 14% que registraron las 15 mayores aerolíneas españolas".

Lo que no menciona es que llevaba en pérdidas desde su creación en 2011 y que su actividad sólo creció en Venezuela, pese a ser uno de los últimos mercados que incorporó a su negocio. En Perú, su primer destino, la actividad se mantenía prácticamente como en 2015, cuando empezó a operar tras cuatro años intentando conseguir la licencia.

En 2019 operó 339 vuelos entre España y Venezuela frente a los 183 vuelos operados en 2018. Esto representa un crecimiento del 85% en un año, adelantando incluso a las aerolíneas líderes en las conexiones con Latinoamérica -Iberia y Air Europa-, que continuaron con alrededor de 300 vuelos al año entre Madrid y Caracas. Sin embargo, en Perú, Plus Ultra pasó de 247 a 315 vuelos, con un crecimiento del 27% que la mantiene lejos de las aerolíneas antes mencionadas.