Vocento va a pedir permiso a sus accionistas para hacer una emisión de deuda valorada en hasta 150 millones de euros hasta 2025, según consta en el orden del día de la próxima Junta General de Accionistas que se celebrará el 9 de junio. Los instrumentos o valores que incluye esta autorización son valores de renta fija, incluyendo, pagarés, obligaciones y bonos.

La última vez que los dueños de ABC pidieron autorización a sus accionistas para hacer una emisión así fue en 2017, donde también se aprobó una emisión valorada en 150 millones.

Esta emisión de deuda no es el único movimiento que ha hecho la compañía para obtener liquidez. Recientemente, el grupo ha cerrado un préstamo de 11 millones con varias entidades bancarias y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para afrontar la crisis del coronavirus, como desveló este diario.

Pérdidas de 5,7 millones

La editora de ABC ha cerrado el primer trimestre del año con unas pérdidas de 5,7 millones de euros, un 36,8% más con respecto a los 4,2 millones registrados el año pasado. La facturación del grupo también cayó un 6,1% hasta los 89,28 millones, siendo el mes de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, el que registra un descenso más pronunciado con una caída del 16,6%.

Los resultados remitidos recientemente a la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV) precisan que la publicidad ha caído un 12,7% hasta los 34,5 millones, frente al 13,9% de caída media del mercado. Si solo tomamos los datos de marzo, la caída es del 20,7%. Además del préstamo anteriormente citado, la compañía también dispone de 71 millones de caja y otras líneas bancarias abiertas. Todo esto ha provocado que la deuda financiera bruta se eleve hasta los 105,8 millones, un 45,8% más.

A finales de marzo, Vocento decidió cancelar el dividendo que tenía previsto repartir también suspendió el programa de recompra de acciones propias.