El interés por las viviendas unifamiliares en España aumentó un 64 % en 2020, cuando la búsqueda de casas registró un repunte notable ligado a la pandemia y la demanda se orientó hacia chalés con jardín en ubicaciones periféricas.

Según el portal inmobiliario pisos.com, ese punto de inflexión se está traduciendo en el cierre de las operaciones en el segundo trimestre de 2021.

Los datos que ha publicado reflejan que los contactos realizados por los usuarios para la compra o el alquiler de casas y chalés aumentaron un 64 % interanual, mientras que para estudios el crecimiento apenas fue del 5 % y para el alquiler de habitaciones cayeron un 15 %.

Además, la oferta de viviendas en venta y en alquiler por número de habitaciones muestra el protagonismo que han adquirido las viviendas más amplias.

Las de tres habitaciones acapararon el 43 % del total de viviendas ofertadas en 2020 de entre cero y cuatro habitaciones, seguidas de las de dos habitaciones (26 %) y de las de cuatro (18 %).

Las de una sola habitación cierran la lista con un 9 % del total, aunque el número de viviendas de esta tipología creció un 22 % respecto al 2019, lo que podría indicar que se está tratando de dar salida a viviendas pequeñas vendiéndolas o alquilándolas para optar por una casa que cumpla las exigencias poscovid, según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font.

El tipo de hogar más frecuente en 2020 fue el formado por parejas, con o sin hijos, que supuso el 54 % del total.

"Lo que hoy es solo una tendencia al alza, en unos años será una realidad, por lo que el sector inmobiliario y su parque de viviendas deberán estar preparados para poder ofrecer soluciones a las futuras necesidades de la demanda", indica el experto.

Parejas con o sin hijos

Según el INE, el tipo de hogar más frecuente en 2020 fue el formado por parejas, con o sin hijos, que supuso el 54 % del total.

Mientras, en España había 4.849.900 personas viviendo solas el pasado año, de las que un 43,6 % tenían 65 o más años y, de ellas, un 70,9 % eran mujeres.